Este miércoles 15 de febrero la compañía de alquiler de coches por minutos Avancar echa el cierre en Madrid. La compañía envió este fin de semana un correo a sus socios en el que informaba del fin del servicio. En pleno auge de la economía colaborativa y especialmente en el ámbito de los transportes, la compañía con matriz estadounidense alega razones comerciales: «Tras una cuidadosa revisión de las operaciones comerciales de Avancar en España, hemos tomado la difícil decisión de poner fin a nuestro servicio de carsharing en Madrid», dice la carta enviada a los socios.

Sin embargo, a 48 horas de que el servicio deje de estar disponible, en su página web no hay información al respecto. Por teléfono, la compañía indica al socio que en Madrid «el servicio no resulta beneficioso». Avancar seguirá operando en Barcel0na donde arrancó en 2004 como la primera compañía de carsharing en España.

Avancar es la empresa de carsharing más grande del mundo, según su propia web. Tiene más de 950.000 socios y 12.000 vehículos en ocho países (Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, España, Austria, Francia, Alemania y Turquía). La compañía es una filial de la empresa de alquiler de coches Avis Budget Group, Inc., que no es la única grande de alquiler de coches tradicional que han visto el boom del consumo colaborativo y no ha querido mantenerse al margen – en junio del año pasado Europcar la empresa adquirió Bluemove (competencia de Avancar en Madrid) y la semana pasada el grupo se hacía con otra empresa de carsharing en Italia, Guidami.

En Madrid, los principales competidores de Avancar son, además de Bluemove, RespiroCar2go y Emov, los dos últimos con coches eléctricos. Entre las tres tienen al menos 1.400 coches de alquiler por minutos, un servicio que se ha extendido rápidamente en los últimos años. Estas empresas están encontrando además el apoyo de los jueces, que recientemente respaldaban la actividad de Blablacar frente a la demanda de Confebús.

Las posibilidades de moverse en Madrid en un vehículo de alquiler por minutos llegó a España en 2010. Respiro funciona en Madrid desde marzo de 2010. Meses más tarde, en noviembre de ese año, empezaba a operar Bluemove. En 2014 llegaba Avancar tras 10 años funcionando en Barcelona. Los vehículos eléctricos se estrenaron en noviembre de 2015 con Car2go, que en su primer año consiguió 123.000 usuarios que viajaron en su flota de 500 vehículos eléctricos. Hace apenas dos meses, en diciembre de 2016, se estrenaba Emov, que con un servicio casi idéntico se diferencia sobre todo porque los coches son de cuatro plazas: Citroen c-Zero en lugar de los smart biplaza de Car2go.