El ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis De Guindos, ha avanzado este lunes que el Gobierno enviará a la UE a finales de marzo los datos definitivos sobre el cierre del déficit público en 2016 y ha admitido que podría haber un incumplimiento del objetivo del 4,6% del PIB.  «Puede haber alguna variación, pero espero que se ajuste lo máximo posible a nuestro compromiso en el año 2016», ha afirmado en declaraciones a los medios a su llegada a la reunión de ministros de Economía y Finanzas de la zona euro (Eurogrupo).

Según informa Europa Press, las últimas previsiones de la Comisión Europea ya cuentan con que el déficit sea finalmente del 4,7% del PIB. Bruselas también estima que el déficit este año será del 3,5%, cuatro décimas por encima del objetivo para 2017.

«Para el año 2017, la evolución de los ingresos tributarios está siendo positiva. Tenemos un presupuesto prolongado más las medidas de actualización del impuesto de sociedades. Es muy pronto todavía para decir que vamos a incumplir el objetivo», ha expresado al respecto De Guindos, quien ha considerado que, en este sentido, «todavía muy pronto» para que el Ejecutivo comunitario reclame medidas adicionales al Gobierno para alcanzar la meta pactada.

Las diferencias radican en el crecimiento

Asimismo, el ministro de Economía se ha mostrado convencido este lunes de que el crecimiento de la economía española este año superará el 2,3% que prevé Bruselas. Así, se ha reafirmado en las previsión del Gobierno, que espera un avance de la actividad del 2,5% este año.

El responsable de la cartera económica del Ejecutivo ha explicado que la proyección de Bruselas del 2,3% se basa en que el crecimiento del PIB en cada uno de los trimestres debe ser del 0,5% y ha recordado que los datos del la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) y del servicio de estudios del BBVA apuntan a un crecimiento del primer trimestre del 0,8%.

«Ahí ya vamos con un crecimiento diferencial en relación con la proyección de Bruselas y, por lo tanto, vamos a esperar. Yo estoy convencido de que el crecimiento estará por encima del 2,3%», ha insistido.