El ministro de Educación, Cultura y Deportes, Íñigo Méndez de Vigo, ha anunciado que el próximo 31 de marzo se aprobará un Real Decreto Ley para permitir que las comunidades autónomas puedan convocar oposiciones para profesores no universitarios antes del verano sin tener que esperar a los Presupuestos para 2017. Sin embargo, la mayor parte de los gobiernos regionales que habían anunciado ya que no se convocarían nuevas plazas este año ante la situación de inseguridad jurídica existente, han avanzado que mantendrán su decisión y no harán uso de la vía que ofrece el Gobierno por falta de garantías y falta de tiempo.

Fuentes sindicales aseguran a El Independiente que aún hay plazo para convocar estas oposiciones y también reuniones pendientes entre las comunidades autónomas y el Gobierno, con lo que no descarta que algunos gobiernos autonómicos cambien de opinión en las próximas horas.

La primera en dar las espalda al Gobierno ha sido Murcia. La consejera de Educación y Universidades de la región, María Isabel Sánchez-Mora, ha asegurado que el anuncio llega tarde. En su opinión, nadie asegura que el decreto anunciado obtenga el respaldo necesario en el Parlamento (está muy reciente lo ocurrido con el Decreto Ley de Estibadores) y además tampoco daría tiempo a aprobar una nueva convocatoria de oposiciones antes del verano.

En su lugar, Murcia optará por no convocar oposiciones para este año, aunque ha señalado que si finalmente se aprobasen los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2017 se podría convocar oposiciones pero con la idea de reservar las plazas para próximos años.

Convocatorias aplazadas para 2018

Una decisión similar adoptarán Asturias y Cantabria, según las fuentes consultadas. Ambas comunidades creen que el Real Decreto Ley llega tarde, con lo que su decisión de sacar la oferta pública en 2017 para ejecutarla en los años 2018 o 2019 no tiene marcha atrás.

Por otro lado, fuentes de la Consejería de Educación y Empleo de Extremadura consultadas por Efe ven en el Real Decreto Ley una lectura política y no ven claro que la vía legal anunciada para poder convocar con garantías las oposiciones a maestro de este año se vaya a materializar. Por ello, esta comunidad autónoma mantiene también de momento la suspensión de la convocatoria para 2017 y en su lugar hará listas extraordinarias de interinos.

Castilla-La Mancha, que también había manifestado su negativa a convocar oposiciones para plazas de docente no universitario este año, insiste en su decisión pese al anuncio del Gobierno. «Como dice un refrán castellano ¡A buenas horas mangas verdes! A estas alturas, lógicamente, las comunidades autónomas no podemos convocar cuando ya se ha agotado el plazo», ha afirmado el consejero de Educación de Castilla-La Mancha, Ángel Falpeto, según informa Europa Press.

Por su parte, la portavoz de la Junta de Castilla y León, Milagros Marcos, ha indicado que hasta que la comunidad autónoma no tenga nuevos Presupuestos para este año no podrá convocar oposiciones en ningún ámbito público. En todo caso, ha señalado, una vez haya cuentas se podrán dar los pasos necesarios para abrir nuevas plazas y, si fuese preciso, acumular ofertas para uno o dos años.

Por su parte, Navarra ha reiterado que el decreto no tiene ninguna repercusión, porque «ya no da tiempo a celebrar oposiciones antes del verano».

En el caso de la Comunidad de Madrid, los sindicatos mantendrán mañana una reunión con el Gobierno regional para tratar estas cuestiones.

En cambio, Galicia, que aún no había fijado una posición clara hasta que el Gobierno planteó la posibilidad de aprobar el Real Decreto Ley anunciado este jueves, finalmente convocará en el mes de abril para ocupar más de 1.000 plazas educativas.

Otras comunidades autónomas que ya habían anunciado que abrirían una nueva convocatoria a lo largo de este año eran Andalucía y el País Vasco. El consejero de Educación de Baleares, Martí March, también ha indicado que se mantiene la convocatoria de 257 plazas para este año y «guardará» otras para 2018.