Emilio Saracho, presidente de Popular, ha detectado anomalías en las cuentas de 2016 que le fuerzan a realizar más provisiones contra las cuenta de 2017. La entidad ha comunicado a la CNMV la corrección de cuatro aspectos puntuales de sus cuentas a 31 de diciembre de 2016, aunque señala que “en ningún caso” tiene un impacto “significativo” en las cuentas anuales de la entidad que justifiquen su reformulación.

Tras una auditoría interna, observa “insuficiencia” en determinadas provisiones constituidas respecto a riesgos que deben ser objeto de provisiones individualizadas, que afectarían a los resultados de 2016, y por ello, al patrimonio neto, por un importe de 123 millones de euros.

Operaciones por 205 millones podrían haber financiado créditos para respaldar la ampliación de capital

A ello se suma una “posible insuficiencia” de provisiones asociadas a créditos dudosos en los que la entidad se ha adjudicado la garantía vinculada a estos créditos que, estimada estadísticamente, ascendería, aproximadamente, a 160 millones de euros.

Asimismo, ha detectado la “posible obligación” de dar de baja alguna de las garantías asociadas a operaciones crediticias dudosas, siendo el saldo vivo neto de provisiones de las operaciones en las que se estima que pudiera darse esta situación de, aproximadamente, 145 millones de euros, lo que podría tener un impacto, aún no cuantificado, en las provisiones correspondientes a esas operaciones.

Santander augura un impacto de 633 millones que reducirá el capital de Popular entre 70 y 100 puntos básicos

Además, existen, según la auditoría, determinadas financiaciones a clientes que pudieran haberse utilizado para la adquisición de acciones en la ampliación de capital llevada a cabo en mayo de 2016, cuyo importe, si se verificara, debería ser deducido de acuerdo con la normativa vigente del capital regulatorio del banco, sin efecto alguno sobre el resultado ni el patrimonio neto contable.

La estimación estadística del importe de estas financiaciones es de 205 millones de euros, siendo el importe total objeto de este análisis de 426 millones de euros.

“Estos son ajustes que no suponen ningún incumplimiento y, en ningún caso, representan un impacto significativo en las cuentas anuales de la entidad que justifiquen una reformulación, tal y como ha confirmado el auditor PwC y que proceden de los trabajos rutinarios del departamento de auditoría interna”, ha señalado el banco.

Alantra cree que crecen las opciones de una fusión porque “el tamaño del problema es mayor”

La entidad ha subrayado que si se consideran todos los efectos detectados hasta este momento por la auditoría interna en el cálculo de capital, Popular cumple con los requerimientos mínimos, tanto a cierre del ejercicio como a 1 de enero de 2017, fecha en la que se produjo un incremento de la exigencia de ratios.

Asimismo, el banco estima que también cumple con la ratio de capital regulatorio a cierre de marzo de 2017. Se prevé que la ratio de capital total a 31 de marzo se sitúe entre el 11,70% y el 11,85%, siendo el requerimiento aplicable al grupo, por todos los conceptos, del 11,375%.

El equipo de análisis de Santander ha calculado que las mayores provisiones que Popular realizará contra las cuentas de 2017 podrían tener un impacto de 633 millones de euros antes de impuestos (123 millones por impacto individual, 305 por colaterales y 205 millones por financiación para la compra de acciones), lo que supone un impacto máximo en el capital de entre 70 y 100 puntos básicos en el ratio CET1 fully loaded, lo que reduciría la ratio a entre 7,2% y 7,5%.

La firma Fidentiis, por su parte, calcula un impacto de 547 millones de euros, equivalente a 85 puntos básicos de capital. Recomienda vender el valor.

Alantra, antigua N+1, opina, tras la revisión de cuentas de Popular, que “dado que ampliar capital no es una alternativa, la hora de ruta está basada en vender activos y generar capital orgánicamente para ganar tiempo y reducir el tamaño del problema. Sin embargo, el problema parece mayor del que pensábamos y eso eleva las posibilidades de que Popular se vea involucrado en una operación corporativa”. Con este escenario, Alantra rebaja la valoración de Popular de 0,89 euros a 0,72 euros y recomienda vender el valor”.