Algo más del 8% de los clientes que entran en El Corte Inglés consume en uno de sus puntos de restauración. La cifra puede ser o no significativa, pero es el doble que hace tres años. Un ratio que la cadena de grandes almacenes ha duplicado fruto de una estrategia que comenzó hace más de cinco años y con la que la empresa quiere convertir la gastronomía en una de sus líneas de negocio clave.

Aunque a nivel facturación la restauración no alcanza el 5% del volumen de negocio, según ha explicado hoy el responsable de restauración, Guillermo Arcenegui, el objetivo es aumentar la afluencia de clientes que, además, no solo se quedan en el restaurante sino que se animan a la compra (o viceversa). “La tendencia de los próximos años es la convergencia. El retail y la degustación cada vez se confunden más, casi el 20% de la venta de los Clubs del Gourmet ya es a través de las barras de Gourmet Experience. Y no solo es a través de los espacios físicos, más del 70% de lo que se ofrece en los espacios propios está a la venta, tanto la alimentación como el menaje o la decoración”, ha afirmado Arcenegui.

Para lograr ese objetivo, la compañía ha incorporado casi un centenar de puntos de restauración en los últimos años. En sus centros (actualmente hay 94 de El Corte Inglés y unos 40 de Hipercor) hay actualmente 400 puntos de restauración entre cafeterías, restaurantes, puntos Gourmet Experience y el resto de sus formatos de restauración. En concreto, el Corte Inglés cuenta con 98 cafeterías, 40 restaurantes, 160 negocios operados por marcas externas y 82 corners de platos preparados. En los próximos dos años, además,  la compañía prevé abrir entre 30 y 45 nuevos espacios.

Unos objetivos que se han conseguido gracias a inversiones que en 2016 alcanzaron los 20 millones de euros, según la compañía, y que en 2017 será de unos 11 o 12 millones de euros.

El espacio La plaça Gastro Mercat de El Corte Inglés en la Plaza Cataluña (Barcelona)

El espacio La plaça Gastro Mercat de El Corte Inglés en la Plaza Cataluña (Barcelona)

“Todos los centros comerciales están potenciando la gastronomía, sabemos que el mercado premia la innovación, el asumir riesgos y todos queremos hacer algo diferente”, ha dicho Arcenegui. La cadena ha introducido en los últimos años nuevos conceptos y trabaja en la actualidad para implementar novedades como, por ejemplo, las de incluir comida kosher o halal (relacionadas con la religión judía y musulmana).

Nuevos espacios: La Plaça Gastro Mercat, Bistró…

  • La Plaça Gastro Mercat, un espacio de 1.300 metros cuadrados en El Corte Inglés de Plaza Cataluña (Barcelona), es “el negocio más ambicioso en hostelería interna de los últimos años, da más de 1.500 comidas al día”, según Arcenegui. El concepto, con 11 islas de comida del mundo y 80 empleados, será exportado este año a Valencia y Alicante y la compañía planea abrir unos siete u ocho en los próxmos años.
  • Bistró, actualmente está en Pozuelo de Alarcón (Madrid) y hay otros tres en proyecto para los próximos meses.
  • Tabernas españolas. La compañía abrirá dos este año, en Lisboa y San Chinarro (Madrid), donde pondrán comida tradicional, chacinas… al modo de las tabernas típicas. El objetivo es llegar a seis en los próximos años.
  • Restaurantes firmados por chefs de renombre. A los proyectos que El Corte Inglés tiene ya con cocineros de prestigio (Dabiz Muñoz y Streetxo, Jordi Roca y Rocambolesc, Alberto Chicote y Puertalsol…) se suman otros como una nueva apertura de Rocambolesc y otros, con chefs con estrellas michelín, que la compañía ha preferido de momento no revelar.
  • Gourmet Experience. A las 21 barras que ya existen dentro de los espacios de El Club del Gourmet, la compañía planea abrir dos más este año, en Lisboa y Canarias.
El Corte Inglés Las nubes de Castellana en Madrid

El Corte Inglés Las nubes de Castellana en Madrid

30 millones de visitas, 10 millones de cafés

A sus 400 puntos de restauración, entre cafeterías, restaurantes, espacios Gourmet Experience… hubo más de 30 millones de visitas. Unas visitas que se produjeron, sobre todo, en horario de mediodía y tarde. “El cliente de la hostelería de El Corte Inglés tiene entre 35 y 65 años, con un poder adquisitivo medio alto y en un 65% femenino”, ha explicado Arcenegui.

Uno de los momentos álgidos de la compañía es, en Navidad, el negocio de los platos preparados. “El año pasado batimos un récord al servir a 30.000 familias”. Arcenegui ha explicado también que para esos platos la compañía cuenta con un obrador central y cocinas en los distintos puntos para elaborar platos de la manera más casera, “las croquetas, por ejemplo, las hacemos con leche fresca”, ha indicado.

El café, del que el año pasado El Corte Inglés sirvió más de 10 millones, también ha sido una de las obsesiones de mejora de la cadena de los últimos años. “Hace un año y medio decidimos que queríamos un café excelente. Cambiamos de proveedor [ahora es Lilly], renovamos las máquinas, los molinos, los sistemas de mantenimiento y empezamos a formar los equipos. El mes que viene lanzaremos una nueva carta de cafés, más premium, y trabajaremos con latte art”, ha anunciado Arcenegui.

Ofertas para sacar sus espacios de El Corte Inglés

Arcenegui ha asegurado que Gourmet Experience, el formato de barra dentro de El Club del Gourmet, ha recibido varias ofertas para salir de los centros de El Corte Inglés, más en concreto al norte de Europa y Sudamérica. Ofertas que, de momento, la compañía ha rechazado: “No podemos olvidar que somos un gran almacén, no lo descartamos pero a corto plazo nuestra estrategia es mejorar lo que ya existe antes que embarcarnos en nuevos proyectos”.