ACTUALIZACIÓN:

El procedimiento del que se informa en esta noticia fue sobreseído por el Juzgado Central de Instrucción 5 de la Audiencia Nacional tras acceder a la petición que la Fiscalía Anticorrupción formalizó en un escrito presentado el 21 de diciembre de 2020.

«Las numerosas evidencias afloradas podrían resultar insuficientes para alcanzar la convicción del reproche penal a título de dolo, a la vista de la ausencia de una prueba directa, inequívoca y sin fisuras, que acredite el conocimiento cabal de que a través de los instrumentos puestos a disposición por ambas entidades, Banco Santander y BNP Paribas, a otra entidad de alto riesgo, HSBC Private Bank Suisse, se canalizasen fondos procedentes de actividades delictivas», planteó el Ministerio Público.

———————————–

El juez José de la Mata investiga si el grupo Santander ayudó a blanquear, al menos, 300 millones de euros, de sus clientes españoles a través del HSBC y que fueron identificados por Hervé Falciani. Por ello, el togado ha citado declarar en calidad de investigados por delito de blanqueo de capitales a siete directivos de Banco Santander y a tres de BNP Paribas.

El magistrado llega a esta conclusión tras analizar varios informes elaborados por el Banco de España sobre los movimientos de fondos de sus clientes con residencia en España. Y explica que las cuentas que el banco suizo ha mantenido en Santander Investiment y BNP son conocidas como «ómnibus o cuentas globales en las que el propietario real de los valores es desconocido». Por ello, la identificación de los titulares de estas cuentas solo ha sido posible gracias a a información facilitada por Falciani.

El togado señala que los bancos han justificado el uso de estas cuentas ómnibus «como una mejora para la eficacia en los mercados», pero subraya que «los propietarios reales pueden quedar identificados en los sistemas informáticos de los bancos custodios sin mayor problema tecnológico, si quisieran».

De la Mata explica que la relación entre el banco suizo y el Grupo Santander consistió en transferencias emitidas desde cuentas bancarias en España a cuentas del HSBC y viceversa de clientes españoles, así como transferencias emitidas por el Banco Santander, siguiendo instrucciones de HSBC, y recibidas en España «por clientes de otros bancos y cajas españolas».

Entre el 2005 y el 2008, se canalizaron a través del Banco Santander 1.070 operaciones por un importe de casi 74 millones de euros del HSBC «para hacer pagos en España a clientes de otros bancos y cajas españolas». 12 millones de esta cantidad eran de clientes que han sido denunciados por delito fiscal y 1,3 millones de euros de representantes de estas personas.

Por su parte, la relación entre HSBC y Santander Investiment movió 416 millones de euros en «compraventa de valores» de los que 272 millones de euros «corresponden con operaciones de los denunciados españoles por delitos contra la Hacienda pública».

Asimismo, 9,9 millones de euros de los 25 millones que se movieron en traspaso de valores entre ambos bancos también corresponden a personas que han sido denunciadas por Falciani.

Además, el juez describe una «mecánica absolutamente inusual en la actividad bancaria y de valores» del fallecido presidente del Santander Emilio Botín y de su hermano, Jaime, que ocultaron bajo una sociedad panameña de la que supuestamente era titular el HSBC que eran los dueños del 8% del capital de Bankinter.

El juez habría detectado movimientos de clientes de Santander y BNP a HSBC en Suiza

 

Los siete investigados del Santander son el exsecretario general en 2005 y expresidente del Comité de Análisis y Resolución de la entidad entre 2005 y 2014, Ignacio Benjumea Cabeza de Vaca, y el exdirector del Departamento Central de Prevención de Blanqueo de Capitales y Financiación del Terrorismo, Carlos Fernández García.

Los diez investigados tendrán que declarar los días 12, 13 y 14 de junio

También los responsables vinculados a las labores de cumplimiento normativo y prevención en banca mayorista, José Manuel Arraluce Larraz y Carlos Infesta Fernández, así como Jesús Álvarez Ramírez, director del departamento Central de Prevención y encargado del área de banca privada, Jesús Rivero González, responsable de Prevención de Blanqueo de Capitales en el departamento Central de Extranjero entre septiembre de 2005 y septiembre de 2013.

Asimismo ha sido citada Marta Mora Villarubia, responsable de Prevención de Blanqueo de Capitales en el departamento de Instituciones Financieras entre febrero de 2006 y diciembre de 2012.

De BNP Paribas tendrán que declarar como investigados, lo que antes se conocía como imputados, el director del Departamento de Cumplimiento Normativo entre 2005 y 2011, José Andrés Fernández Espejel, Lucía Cuartero Lantero, integrante de este departamento en el mismo periodo, y Cristina Arévalo Olivares, directora de Operaciones entre 2005 y 2008.