CCOO y UGT han remitido este martes su última oferta a la patronal CEOE-Cepyme para lograr cerrar un acuerdo en materia salarial para este año. Previsiblemente no esperan volver a reunirse en torno a una mesa de negociación, por lo que las centrales quedan a la espera de que la patronal sencillamente diga sí o no al nuevo documento.

A lo largo de las tres páginas del texto, los sindicatos realizan, en cambio, algunas propuestas que pueden abrir el camino al pacto.

Por un lado, mantienen su propuesta de subidas entre el 1,8% y el 3% para 2017, y mantienen su intención de que, si finalmente el IPC supera los incrementos que se pacten, se activarán las cláusulas de garantía salarial para no perder poder adquisitivo.

La inclusión de las cláusulas en el pacto supone un duro escollo en las negociaciones, puesto que los empresarios las rechazan de plano. Más aún cuando  se sienten cómodos con el devenir actual de la negociación colectiva.

De acuerdo con los datos que publica el Ministerio de Empleo, el salario medio pactado en los nuevos convenios de 2017 se sitúa en el 1,62%, dentro de la horquilla que propone la patronal –entre el 1% y el 2% más un 0,5% en función de la productividad– y en línea con la inflación esperada para este año.

Concesiones de los sindicatos

Sin embargo, las preocupaciones empresariales relativas al absentismo y la productividad se ven parcialmente atendidas. Por un lado, los sindicatos señalan que “los incrementos pactados tendrán en cuenta la evolución de las empresas y particularmente la productividad con el fin de no agotarla”.

Y además, se comprometen a que las mutuas de accidentes de trabajo, de acuerdo con el Sistema Nacional de Salud, “deberán tomar un mayor protagonismo en el tratamiento de las bajas traumatológicas de origen no laboral”.

De este modo, se avanza hacia una mayor capacidad de gestión de las mutuas, pero sin abrir la mano a que gobiernen las altas y las bajas, como, según resumen los sindicatos, quieren los empresarios para atajar el absentismo.

La propuesta sindical añade que «es necesario que los servicios, instalaciones, recursos humanos y medios tecnológicos de las mutuas puedan ser puestos a disposición de los Sistemas de Salud, de manera que permitan anticipar los procesos de recuperación y rehabilitación».

Unidad de acción para recuperar la formación

Por otro lado, el documento incluye un compromiso de las organizaciones empresariales y sindicales para impulsar su “participación efectiva” en los instrumentos de gobierno de la Formación para el Empleo (FPE).

En este sentido, los sindicatos proponen desarrollar un Mapa de las Comisiones Paritarias, cambiando su denominación por la de Estructuras Sectoriales, paritarias y bipartitas, reduciendo su número actual. Además, el acuerdo insta a que las formación en las empresas pueda ser cofinanciada por éstas y desarrollada mediante acuerdos de empresa, suscritos con los representantes de los trabajadores.

Dicho esto, reclaman que los fondos para formación sean “estables, suficientes, equitativos y transparentes”, con “una cuota de formación finalista”, y que el desarrollo del Sistema de Formación para el Empleo (FPE) se financie con recursos públicos –Universidades, centro de formación profesional y de adultos—actualmente excluidos del sistema.

Recuperar la ultraactividad

CCOO y UGT no se rinden tampoco a la hora de reclamar la recuperación de la ultraactividad de los convenios, prórroga de su vigencia a falta de un acuerdo nuevo, que la reforma laboral limitó a un año.

Incluyen en este sentido un compromiso para que dicha vigencia se mantenga hasta que haya un nuevo convenio. En defecto de tal previsión en los convenios, proponen que al constituirse la Comisión Negociadora tras la denuncia del convenio, esta fije un plazo máximo de negociación efectiva y que, agotado el mismo sin acuerdo, las partes recurran a sistemas de solución autónoma de conflictos para resolver el bloqueo.

Por último, el acuerdo persigue reforzar la igualdad de género y la conciliación en las empresas, combatir el acoso en todas sus manifestaciones y fomentar el empleo de los discapacitados