British Airways empieza a recuperar ahora la normalidad tras tres días de cancelaciones masivas por un fallo informático que ha hecho que unos 75.000 pasajeros se hayan quedado en tierra, de los que según la compañía dos tercios estará en su destino al final del día de hoy. La aerolínea reconoce que aún hoy sufre algunas cancelaciones y retrasos en los aeropuertos londinenses de Heathrow y Gatwick, pero subraya que cerca del 95% de los vuelos programados está operando con normalidad.

La aerolínea admite que aún hoy hay suspensiones y retrasos, pero que el 95% de sus vuelos opera con normalidad

El presidente y consejero delegado de British Airways (BA), Alex Cruz, ha descartado en varias entrevistas con medios británicos que el proceso de externalización y subcontratación de algunas tareas informáticas no son la cauda del fallo en los sistemas de este fin de semana. «Todas las partes involucradas en esta situación particular no están involucradas con ningún tipo de externalización en ningún país extranjero», aseguró el directivo.

El diario ‘Daily Mail’ publicaba hace unos días que el sindicato GMB acusaba al directivo español de haber «sustituido a profesionales británicos altamente cualificados por trabajadores de bajo coste del extranjero». El sindicato británico insiste en que el grave fallo del sistema informático de BA «podría haberse evitado» si la empresa no hubiera trasladado a India en 2016 los empleos del departamento de informática.

Álex Cruz descarta dimitir como presidente de British por «un fallo electrónico»

Pero desde la compañía británica de IAG –el holding que también agrupa a Iberia y Vueling- lo niegan. «Han sido problemas locales en torno a un centro de datos local, que ha sido gestionado y fijado por los recursos locales», explicó, que ha confirmado que no piensa renunciar a su puesto como presidente de la aerolínea «por un fallo electrónico”.

El sábado justificó que el incidente estaba vinculado a «un problema de suministro eléctrico» y que no tenía ninguna relación «con algún ciberataque». En otro video difundido el domingo en redes sociales pedía de nuevo disculpas por la «frustración y las molestias» que están experimentado los viajeros agradeciendo su «paciencia continua» y les recomendaba opciones a la hora de acudir al aeropuerto o cambiar los billetes, pudiendo solicitar reembolso si lo deseaban.

El fallo informático se ha producido en un fin de semana especialmente complicado, ya que este lunes es festivo en Reino Unido y en estos momentos comienzan sus vacaciones de mitad de año los escolares de todo el país.