El sector del taxi se ha encontrado con un inesperado aliado en la jornada de huelga convocada hoy contra el boom del negocio de transporte con licencia VTC (vehículos con conductor). El presidente de la Fundación Telefónica y expresidente del grupo telecomunicaciones, César Alierta, ha cargado contra las prácticas fiscales de las plataformas online Uber y VTC.

«No puede ser» que compañías como Uber o Cabify «no tengan autorización» para operar el servicio de transporte y que «no paguen impuestos», ha apuntado, en referencia a los territorios elegidos por ambas compañías para ubicar sus sedes, en los que existen grandes ventajas fiscales. Uber tiene su sede europea en Holanda y Cabify ha elegido el estado norteamericano de Delaware.

«Lo que no puede ser es que haya gente que no pague impuestos, que no tengan autorización y tan contentos», ha sentenciado en declaraciones a la prensa Alierta en Zaragoza, informa Efe.

El presidente de la Fundación Telefónica ha recomendado al sector del taxi que apueste por la digitalización de su negocio y que cuente con sus propias aplicaciones. De hecho, Alierta no ha dudado en apuntar que copiar el modelo tecnológico de Uber o Cabify es «facilísimo» y a Telefónica le llevaría apenas unos meses desarrollar las herramientas necesarias.