«Es el mayor cambio en los patrones de viaje desde la apertura del puente del Puerto de Auckland». Para el ministro de Transportes, Simon Bridge, la apertura del túnel de Waterview Connection cambiará para siempre el tráfico en Auckland (Nueva Zelanda). “Se trata del mayor cambio experimentado en la zona desde la apertura del Harbour Bridge”, explicó el ministro neocelandés en la inauguración oficial el pasado 18 de junio. Un acto que estuvo presidido por el primer ministro, Bill English; el ministro de Transporte, Simon Bridges, y el ministro de Finanzas, Steven Joyce.

«El túnel de Waterview es uno de los desarrollos de infraestructura más importantes construidos en Nueva Zelanda, ayudará a desbloquear el potencial de Auckland como ciudad de clase mundial y asegurará a la ciudad una prosperidad económica», recalcó Bridges.

La inauguración estuvo seguida por una jornada de puertas abiertas, en la que se ofreció al público la oportunidad de experimentar el túnel de cerca antes de abrir al tráfico. Más de 20.000 personas pasaron por el túnel de Waterview, pero las previsiones se quedaron cortas. Más de 42.000 personas habían pedido poder disfrutar de esta oportunidad única de caminar o circular en bicicleta por un espacio por el que será absolutamente imposible hacerlo en el momento en el que se abra a la circulación. Los organizadores han tenido que transformar la jornada de puertas abiertas en cinco días. Vía libre a curiosos hasta la apertura oficial a principios del mes de julio.

Waterview

Un momento de las obras del túnel del Waterview en Auckland (Nueva Zelanda).

Con este túnel se completa la autopista de circunvalación de 48 kilómetros, una segunda ruta que pasa a través de Auckland e incluye un intercambiador gigante en la autopista Great North Road para conectar las autopistas del sudoeste y del noroeste.

El consorcio Well-Connected, en el que participaba la empresa española SICE, fue el ganador del concurso para la construcción del túnel. SICE ha sido la responsable del diseño, suministro, instalación y puesta en marcha del equipamiento electromecánico y de los sistemas de control de tráfico (incluyendo la instalación el SCADA de control propietario SIDERA), para los tres carriles de los 5 km de autopista y los 2.5 kilómetros de túnel de doble tubo.

Además, SICE ha desarrollado para el proyecto su Sistema de Gestión Integral de túneles (SIDERA OMCS), controlando tanto el tráfico (ATMs) como los dispositivos de campo (PMCS). Además, ha aportado gran experiencia internacional en gestión y operación de túneles, así como su capacidad para gestionar las respuestas ante cualquier incidente.

El proyecto ha permitido a SICE trabajar en estrecha colaboración con la Agencia de Transportes de Nueva Zelanda, que es la responsable de la red de autopistas de Auckland.

Una vez inaugurado el túnel formalmente, la Alianza Well-Connected y SICE arrancan un período de 10 años de operación y mantenimiento del túnel y de los 5 kilómetros de autopista.


Contenido elaborado con la colaboración de SICE, empresa filial de ACS