En Alemania ya se pueden comprar cápsulas de Nespresso fuera de sus tiendas oficiales. A través de “Puntos N”, la compañía se ha instalado en establecimientos de Media Markt, Saturn y Galeria Kaufhof, todas del mismo grupo. La compañía, del grupo Nestlé, lleva desde 2011 compitiendo con las cápsulas de imitación que se venden en supermercados y ha perdido, informa Bloomberg, casi un 20% de cuota de mercado, desde casi la mitad en 2007 a un tercio en 2016.

Los “Puntos N” son gestionados por Nespresso, que mantiene sus precios y la gestión de los pedidos. Los usuarios seleccionan en ellos las cápsulas y obtienen un ticket para recoger los productos en el mostrador.

La cuota de mercado de Nespresso ha pasado de casi la mitad en 2007 a un tercio en 2016

En España, Media Markt asegura que se trata de una “prueba pequeña” y que “aún es pronto para evaluarlo, de momento no nos planteamos que las cápsulas se vendan aquí a corto y medio plazo”, la compañía prevé extender el número de tiendas en el país germano.

Sin embargo, en España también es dura la competencia por las cápsulas de café, la última marca en introducir cápsulas de aluminio ha sido, a finales de abril, L’or, del grupo Jacobs Douwe Egberts (JDE), empresa dueña también de las marcas Tassimo, Marcillia, Saimaza o Senseo. Esta compañía ya fue pionera en 2011 pionera en poner cápsulas compatibles en el mercado.

L’or ha sido la última compañía en retar a Nespresso en España, en abril de 2017

Las ventas de la categoría de café en cápsulas compatibles supera los 115 millones de euros en el mercado español (supermercados y grandes superficies) y actualmente está creciendo un 16% respecto el año anterior, según datos de Nielsen.

Respecto al proyecto de Nespresso, un analista del Banco Vontobel AG, Jean-Philippe Bertschy, ha asegurado que “un proyecto como este debe verse positivamente como una forma de llegar a nuevos consumidores” y que se corresponde con uno de los pilares de Nestlé, “vender el producto siempre que se pueda, en todos lados y cómo sea”.