Domingo 16 de julio, uno como otro cualquiera, y pese a los 30 grados de la asfixiante noche madrileña hay una cola de gente a la salida de un local en la Gran Vía. La gente espera para comerse una hamburguesa, pese a que la zona está llena de diferentes restaurantes. Muchos salen con la comida envuelta en papel de plata y en bolsas marrones, sin ningún tipo de distintivo ni de logo. Esperan para comer en el Five Guys.

La compañía norteamericana desembarcó en Madrid hace ocho meses y ya ha conquistado la capital. El local, ubicado cerca de la plaza de Callao, tiene un aforo de 90 personas, pero se convirtió en la apertura más rentable de la historia de la compañía, superando a otros restaurantes situados en los Campos Elíseos de París o en la neoyorquina Times Square.

La cadena de hamburguesas que le gustan a Obama, lo primero por lo que fueron conocidas en España, ha abierto este lunes su segundo restaurante en nuestro país, en el centro comercial Parque Sur de la capital. Pero la política poco ha cambiado. “Aquí la gente viene por la comida. Nosotros no hacemos ningún tipo de promoción ni de publicidad. No regalamos muñecos ni ponemos anuncios”, explica su director general en España, Portugal y Francia, Daniel Agromayor.

Tras 16 años en McDonald’s, dónde se ocupó del desarrollo en España, Daniel está ahora “ante un gran reto ilusionante”. El crecimiento, con una sola tienda hasta ahora, es fulgurante. Ya son más de 200 empleados tras empezar de cero, que se distribuyen entre los dos establecimientos en la Comunidad de Madrid.

Trabajan en turnos y los primeros llegan al filo de las seis de la mañana para empezar a preparar los productos. “Aquí no hay congeladores. Es todo fresco, todo se prepara en el día”, dice Agromayor. El cuidado en el producto es máximo, casi obsesivo. Y se nota en el sabor. Un ejemplo: “Aquí las patatas sólo las traemos de sitios que estén por encima del paralelo 42. En España sólo cumplen esta condición las que vengan del norte de País Vasco”, dice Agromayor. El día de la inauguración en ParqueSur vienen de Holanda.

En Five Guys no hace promoción, pero si se enorgullecen de haber creado el better burguer. “No es un concepto que haya nacido para oponerse a nada. Nosotros respetamos, e incluso admiramos, el trabajo que hacen otras empresas del sector, pero creemos que estamos en otro nivel”, dice Agromayor.

De hecho, no considera competencia directa a McDonald’s o Burguer King. Y quizás tenga razón. El precio medio de una comida en cualquiera de estos dos sitios es, fácilmente, la mitad que en Five Guys. “Eso es así. Nosotros ofrecemos una comida de una calidad superior, es más cara y lo seguirá siendo”, dice el director de la compañía en España, que prefiere compararse con un peso pesado: “Somos como Apple”, dice.

¿En toda España?

De momento Five Guys sólo tiene dos tiendas en toda España, ambas en Madrid. Pero los planes de expansión al resto de la geografía española están en marcha. “Sí que pasa por los planes, pero aún no podríamos decir con exactitud la ciudad en la que estará, ni en que momento abrirá sus puertas”, cuenta Daniel Agromayor.

Los planes de la compañía, en cualquier caso, no pasan por una expansión rápida y que llene España de Five Guys. “No es la política que seguimos. Ya nos costó mucho encontrar el local exacto para abrir en Gran Vía. Tiene que ser un punto muy especial y que cumpla con lo que buscamos”, explica.

Lo cierto es que precisamente el local del céntrico local de la capital está dando más quebraderos de cabeza de lo esperado. El establecimiento cuenta con tres alturas, pero de momento Five Guys sólo puede usar dos, limitando su espacio a esas 90 personas. “Si pudiéramos abrir la otra planta tendríamos más gente, podríamos contratar a más personas”, razona Agromayor.

Five Guys abre su segundo restaurante en Madrid.

Avengers Millenium #1.

El problema es con el ayuntamiento, que no termina de conceder todos los permisos necesarios. Esa planta aún sin abrir era una escuela de idiomas, por lo que la renovación a nivel de permisos es total. “Las cosas están yendo más lentas de lo que esperábamos, pero en ningún caso hay mala relación. Es un problema burocrático que terminará por resolverse”, dice.

Five Guys no es sólo la hamburguesería preferida de Obama. También es la de Peter Parker, más conocido como Spiderman. En el número uno de Avengers Millenium, protagonizado por los Vengadores, el superhéroe discute con Ojo de Halcón sobre su restaurante favorito. “Como siempre he dicho, Five Guys tiene las mejores hamburguesas de Nueva York”, dice el hombre araña. Palabra de vengador.