El objetivo es eliminar posibles prejuicios a la hora de contratar. Para eso, hay que eliminar del curriculum el nombre, el sexo, la edad y la foto. Es lo que se han propuesto 78 empresas que  han firmado, junto al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, un protocolo para desarrollar el curriculum ciego.

Las compañías se adhieren así a un programa en que varios grupos de trabajo analizarán cómo desarrollar ese curriculum ciego en función de las características y procesos de selección con los que operan. Tras las conclusiones, elaborarán y firmarán un protocolo.

Banco Santander, KPMG y la Universidad Politécnica de Valencia se han sumado al proyecto

Entre las empresas figuran Banco Santander, Gamesa y KPMG, así como instituciones públicas como el Ayuntamiento de Alcorcón o la Universidad Politécnica de Valencia.

El Ministerio de Sanidad comenzó a hablar de curriculum ciego en diciembre de 2016, cuando la ministra Dolors Montserrat anunció su intención de «trabajar con las empresas de selección de talento para proponer la elaboración de un código de conducta que establezca buenas prácticas en los procesos de selección, como que los curriculum sean anónimos»,  con el objetivo de incrementar la incorporación de la mujer al mercado laboral en general, y en los puestos de toma de decisiones en particular.

El objetivo es aumentar el número de mujeres en el mercado laboral y los puestos de dirección

En enero de 2017, la ministra concretó en el Senado que se llevaría a cabo un «programa piloto» del curriculum ciego. «Pretendemos llevar a cabo una prueba piloto para evaluar el funcionamiento del curriculum anónimo», señaló. Recordó que «Francia, Alemania, Reino Unido, Países Bajos, Suecia o Finlandia ya han superado la fase de prueba» e insistió en que España no debía quedarse atrás.

Para Montserrat, «ni la edad, ni el nombre ni la foto tienen algún tipo de relación con las capacidades a evaluar de una persona para acceder a la mayoría de los puestos de trabajo». Por eso, cree que el formato de curriculum anónimo puede «impedir cualquier actitud discriminatoria» por cualquiera de estas razones, hacia la persona que concurre a ese puesto de trabajo.

Una empresa pionera en curriculum ciego ha elevado la contratación de mujeres del 12 al 36%

En marzo, con motivo del Día Internacional de la Mujer Trabajadora, el secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad avanzaba que unas 300 empresas españolas habían mostrado interés en aplicar el curriculum ciego y aseguraba la voluntad del ejecutivo de «recomendar» su aplicación a las compañías. «Es tal la asimilación efectiva de la igualdad entre hombre y mujer que lo vamos a recomendar (el curriculum) y se van a crear incentivos y distintivos para quienes lo implanten», destacó.

En ese momento, Montserrat aseguró que una empresa española en la que se había implantado ya el curriculum ciego había elevado la contratación de mujeres en la compañía de un 12 a un 36%.