ACS logró un beneficio neto de 416 millones de euros en el primer semestre del año, un 7,2 % más que en el mismo periodo de 2016. Según ha comunicado hoy la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), este incremento se debió, sobre todo, a la mejora de la actividad de construcción, impulsada por la evolución de su filial alemana Hochtief.

El crecimiento del beneficio neto sería del 19,1 % si se excluye la contribución de Urbaser, cuya venta se cerró en diciembre. El beneficio bruto de explotación (ebitda) creció un 12,2 %, hasta 1.224 millones, mientras que las ventas ascendieron a 17.386 millones, lo que supone un incremento del 11,7 %.

Las ventas internacionales representan ya el 73 % del total. La deuda neta se redujo un 55,8 % en los últimos doce meses, hasta 1.654 millones, gracias a la generación de caja y a la venta de Urbaser.

Áreas de negocio

Por áreas de negocio, en construcción, las ventas ascendieron a 13.102 millones, un 16 % más, por el fuerte crecimiento de la actividad en Australia. Las ventas internacionales representan el 96 % del total, mientras que el mercado español supone el 4 % restante.

El ebitda de la actividad de construcción aumentó un 17 %, hasta 834 millones, y el beneficio neto se incrementó un 24,9 %, hasta 196 millones. La cartera de obra cerró el semestre en 54.303 millones, un 6 % más que hace doce meses. En Servicios Industriales, la facturación creció un 4 %, hasta 3.590 millones, por la positiva evolución de la actividad internacional y la recuperación del mercado español.

Contraopa sobre Aena

Durante la presentación ante los analistas para explicar los resultados,  el consejero delegado, Marcelino Fernández, ha explicado que ACS está estudiando «a fondo» la posibilidad de lanzar una contraopa sobre Abertis, que competiría con la formulada por la italiana Atlantia. No obstante, ha indicado que es una «gran operación» cuyo análisis exige «mucho tiempo».

Fernández ha eludido precisar las opciones que maneja la constructora para financiar la eventual compra de Abertis. Cuestiones como ésa, o como el impacto que tendría en la deuda de ACS, son las que está analizando ahora la empresa, informa Efe.