El conflicto laboral de los trabajadores de seguridad en el acceso al aeropuerto de El Prat (Barcelona) se extiende a Galicia. El sindicato UGT ha anunciado hoy la convocatoria de paros parciales en los servicios de seguridad privada de los aeropuertos de Alvedro (A Coruña) y  Rosalía de Castro (Santiago de Compostela) a partir del 20 de agosto.

UGT ha adoptado esta medida como protesta “contra la precarización de las condiciones laborales y un modelo de sector basado, exclusivamente, en la competencia de precios”, señala el sindicato en un comunicado.

Los trabajadores de seguridad privada de A Coruña prestan servicios para Eulen, la misma empresa encargada de los controles de seguridad en el aeropuerto de Barcelona, mientras que en Santiago de Compostela lo hace la concesionaria Prosegur.

En La Coruña, los trabajadores piden el abono del plus de radioscopia para toda la plantilla, que cesen las ampliaciones de jornada en el turno de tarde y que la formación se realice durante la jornada de trabajo.

En Santiago de Compostela solicitan el abono del mismo plus, el pago mínimo de seis horas de jornada en turnos inferiores y el abono del aparcamiento, entre otras cuestiones, relata UGT en un comunicado.

Ambas secciones sindicales de UGT coinciden en que en la negociación del convenio colectivo del sector de la seguridad privada, que finalizó el pasado 31 de diciembre, se dirimen dos modelos radicalmente distintos. El primero, señalan, es el que entiende  que “la mejora del contexto económico debe repercutir positivamente en las condiciones del colectivo”, mientras que el segundo “ve en los posibles recortes de derechos una oportunidad para mantener un modelo empresarial que arruina al sector y precariza las condiciones de trabajo”.

El secretario sectorial estatal de Limpieza y Seguridad de FeSMC-UGT, Sergio Picallo, ha indicado a El Independiente que, aunque el problema de fondo reside en el modelo de contratación pública, no está previsto de momento que se generalicen conflictos laborales como los que han estallado ya en los aeropuertos de A Coruña, Santiago de Compostela y Barcelona.

En pleno conflicto en El Prat

Y es que este anuncio coincide con la celebración de la asamblea en la que los 350 trabajadores de Eulen en El Prat tienen que decidir entre cuatro opciones a defender para alcanzar un acuerdo laboral con AENA y seguir o no adelante con los paros en el aeropuerto convocados a partir del próximo  14 de agosto.

El comité de huelga ha explicado que opta mayoritariamente por una opción intermedia entre la oferta de la compañía y las exigencias iniciales de los empleados, según informa Europa Press.

Según ha explicado en declaraciones a los medios Purificación Infante, miembro del comité de huelga, las opciones son: aceptar la propuesta mediadora de la Generalitat, aceptada por la empresa, con un complemento salarial de 200 euros por 12 pagas; 200 euros por 15 pagas; 250 por 15 pagas, o 350 también por 15 pagas.

Infante ha manifestado que la mayoría del comité de huelga está a favor de optar por la segunda opción, lo que supone una rebaja de las condiciones exigidas inicialmente, ya que reclamaban que el complemento salarial fuera de 350 euros por 15 pagas.