Sin trenes de larga distancia. Sin Talgos, Altarias, y, por supuesto, sin trenes AVE. Y sin un kilómetro de los más de 700 que conforman la red autonómica electrificado: estamos en Extremadura, donde los trenes que van y vuelven de Madrid con origen o destino a Cáceres y Badajoz pueden prácticamente contar una avería por día. Ha quedado claro en el puente vacacional de agosto: dos averías el viernes 11, otra el sábado y otra el domingo en los escasos trenes que salen. Resultado: los pasajeros llegando a su destino con horas de retraso y a veces pasando mucho calor por la falta de aire acondicionado en los coches.

«No sé qué podemos hacer ya», deplora el director de Transportes de la Junta de Extremadura, José Gonzalez. «Nos hemos reunido con Renfe en varias ocasiones pero no parecen tener intención de resolver el problema. Está en riesgo la seguridad de los viajeros. Y por muchas manifestaciones que se celebren no tenemos ninguna esperanza. Debemos de ser una comunidad muy poco importante».

En julio hubo 16 incidencias en apenas dos semanas

Las asociaciones y plataformas ciudadanas quejándose del abandono ferroviario extremeño proliferan. Preguntada por la actual coyuntura, nadie en Renfe ha respondido a este medio. La Consejería de Transportes de la comunidad elaboró un listado de incidencias del 28 de junio al 17 de julio, una clasificación elaborada «no a través de Renfe ni por comunicación oficial sino a través de medios de comunicación principalmente», explican en la Junta. En total, 16 episodios de incendios, averías, arrollamientos… «Tenemos el peor servicio de España», denuncia el diputado del PSOE por Cáceres César Ramos.

El peor día fue el 13 de julio, jueves, con cuatro incidencias. Hubo un incendio en el tren que iba de Badajoz a Madrid (un viaje que en el mejor de los casos se recorre en cinco horas y media y en el peor, en más de ocho). Decenas de pasajeros estuvieron tirados al sol durante dos horas hasta que fue a recogerles un autobús, según recogió El País.

La Junta de Extremadura dice no saber qué hacer para que Renfe le haga caso

El puente agosteño no fue mejor. Uno de los trenes que partió de Madrid se averió. Los usuarios llegaron a Plasencia (Cáceres) en autobús con más de tres horas de retraso. La prensa local ha recabado numerosos testimonios de personas que perdieron el enlace que tenían previsto durante la operación salida, y es muy fácil ver las quejas de los viajeros por la red social Twitter. O las respuestas poco tranquilizadoras del community manager de Renfe Operadora.

Situación del tendido ferroviario al sur de Extremadura, con las traviesas de madera en pésimo estado.

Situación del tendido ferroviario al sur de Extremadura, con las traviesas de madera en pésimo estado.

«Como no se ponga remedio a este desaguisado con una política de inversión razonable, un día vamos a lamentar peores cosas que un retraso o una avería», razona el secretario general del sector ferroviario de CCOO, Manuel Nicolás Taguas, natural de Villanueva de la Serena (Badajoz) aunque residente en Madrid entre semana.

CCOO advierte de «cosas peores que un retraso»

Entre la capital y esta autonomía circulan dos trenes de Media Distancia, el S-598 (fabricado en 2004) y el S-599 (en 2008). Ambos son de CAF y sustituyeron a los Talgo en 2010. Al ser convoyes pensados para menores distancias, la siniestralidad aumenta. «Hemos ofrecido un taller en Badajoz para realizar la revisión y el mantenimiento de los trenes de Media Distancia», informa José González. «También hemos pedido la vuelta de los Talgo, que aunque son más viejos también son más cómodos y fiables. Y nada, seguimos sin respuesta».

Adif sí ha contestado a las preguntas de este medio, relativas a las actuaciones de mejora de cara al futuro. «En la red convencional van a mejorarse  las instalaciones de seguridad y comunicaciones entre Humanes y Monfragüe, para conectar así esta línea con la nueva plataforma que se construye entre Plasencia y Badajoz», dicen en el administrador de infraestructuras. «Además, en territorio castellano-manchego se va a acometer un nuevo estudio informativo con el objetivo de definir la solución técnica más adecuada para completar la nueva conexión de alta velocidad». En teoría el AVE o tren de altas prestaciones llegaría a Extremadura en 2020. «En 2020 no va a llegar nada», rechaza de plano Taguas (CCOO).

No hay AVE, ni trenes de Larga Distancia y toda la vía está sin electrificar

Sobre la actual situación, los portavoces de Adif se limitan a enviar una nota de prensa del pasado 23 de julio sobre la constitución de la comisión mixta de seguimiento para mejorar el ferrocarril en Extremadura. De acuerdo con la nota, las actuaciones de Adif «permitirán incrementar la fiabilidad y prestaciones de las instalaciones ferroviarias en tanto se avanza en el desarrollo de la nueva línea de alta velocidad». Una frase completamente alejada de la realidad.

Extremadura está sin AVE, un transporte del siglo XXI; y  perduran todavía elementos del siglo XIX. Así lo denuncia la Junta. Existen traviesas de madera que datan de esa época, con el balasto en un estado paupérrimo y las vías levantadas o roídas. Es algo que sucede en el sur de la región, especialmente en la línea que conecta Zafra (Badajoz) con Huelva a través de localidades como Usagre y Llerena. «Toda la red extremeña está afectada», indica el diputado socialista en el Congreso, César Ramos.