Los trabajadores de Eulen encargados de los controles de seguridad del aeropuerto de Barcelona-El Prat amenazan con convocar una nueva huelga «en breve», una vez se emita en el plazo de unos 10 días el laudo obligatorio para acabar con el actual conflicto laboral. La razón que esgrimen ahora son los despidos y sanciones que, según asegura el Comité de Empresa, ha realizado la dirección en los últimos días a causa del conflicto abierto.

Según declaraciones de la portavoz del comité, Purificación Infante, recogidas por Efe, los trabajadores son conscientes de que con el laudo no se podrá seguir adelante con la huelga desarrollada hasta el pasado jueves, cuando fue desconvocada a raíz del atentado terrorista registrado en Barcelona.

El Comité de Empresa de Eulen considera que el laudo que prepara el Gobierno supone un ataque a los derechos fundamentales de los trabajadores, concretamente contra el derecho de huelga, y asegura que en los días de paros la empresa despidió a un trabajador y sancionó a otro por no haber cumplido con los servicios mínimos.

Fomento, sigue adelante y confirma a Marcos Peña como árbitro

En paralelo, el Ministerio de Fomento sigue adelante con sus planes y ha nombrado al presidente del Consejo Económico y Social (CES), Marcos Peña, como árbitro en el conflicto, toda vez que las partes no han presentado alegaciones desde su propuesta, el pasado 18 de agosto.

Peña dispone ahora de un plazo de diez días, a contar desde su designación el pasado 19 de agosto, para redactar el laudo, que será de obligado cumplimiento.

De esta forma, el Ejecutivo se propone poner fin al conflicto, si es posible, antes de que tenga lugar la operación retorno del 31 de agosto, después de que las negociaciones entre la empresa y los trabajadores fracasaran, pese a la mediación incluso de la Generalitat de Cataluña.

En una nota, el Ministerio de Fomento insiste en que el recurso al arbitraje está avalado por la Ley cuando se dan una serie de circunstancias que en este caso son constatables:  la duración prolongada de una huelga o que se deriven graves consecuencias de la misma; que las partes mantengan posiciones irreconciliables; y el perjuicio grave para la economía nacional.

Marcos Peña, un hombre de consenso

Marcos Peña, veterano en negociación colectiva de trabajo Marcos Peña Pinto (1948), es licenciado en Derecho y funcionario del Cuerpo Superior de Inspectores de Trabajo y Seguridad Social desde 1972.

Ha sido consejero laboral en la Embajada Española en Roma (19841989), secretario general de Salud (1991-1992) y secretario general de Empleo (1993-1996). Desde 2006 es presidente del Consejo Económico y Social de España (CES), órgano del que forma parte como experto desde 2005.

Peña está especializado en negociaciones colectivas de trabajo y ha sido árbitro y mediador de otros conflictos laborales a escala nacional.