Santander sigue reorganizando su estructura societaria tras la adquisición de Popular el pasado 7 de junio, horas después de que Europa interviniese el banco para evitar su colapso.

Tal como ha anunciado el grupo a la CNMV, el Consejo de Administración de Popular aprobadó ayer que varias de sus filiales portuguesas se integren en la estructura del grupo que preside Ana Botín.

Se ha autorizado la venta a Banco Santander Totta del 100% de las acciones de Popular Portugal y del 84,07% del capital de Eurovida – Companhia de Seguros de Vida. Junto a ello, Totta Urbe-Empresa de Administração e Construções se hace con los activos de la sociedad Consulteam-Consultores de Gestao.

La entidad apunta que estas “operaciones intragrupo, que están sujetas a las condiciones suspensivas y las autorizaciones administrativas habituales en estos casos, no tienen efecto en resultados”.