La dirección de Renfe Operadora y los sindicatos CCOO, UGT, CGT, el de maquinistas Semaf y el Sindicato Ferroviario han cerrado este viernes un acuerdo para incorporar a casi 700 nuevos trabajadores a la empresa estatal ferroviaria: en total ingresarán en Renfe 675 nuevos empleados, más de la mitad maquinistas. Así lo ha sabido El Independiente.

En concreto, Renfe prevé contratar a 375 conductores de tren, a 115 trabajadores que irán destinados al área de Fabricación y Mantenimiento, 115 al departamento Comercial y otros 75 para cuadros técnicos. Ese es el acuerdo de última hora que la empresa ha alcanzado con las cinco centrales sindicales. En teoría, la convocatoria tiene que despegar antes del 31 de diciembre.

La convocatoria llega «al objeto de dar cobertura en el marco del proceso de consolidación de empleo y tasa de reposición a los puestos de Operador Comercial, Operador de Fabricación y Mantenimiento, y Maquinista de entrada para cuadros de servicio de tráficos de ámbito nacional y servicios transfronterizos con Francia», dice la breve nota emitida conjuntamente por Renfe y los sindicatos.

Está por ver si esta oferta inminente de empleo, una de las más ambiciosas de los últimos tiempos tras años sin convocatorias de empleo, evita la huelga lanzada por CCOO para el próximo viernes 29 de septiembre.

Uno de los argumentos esgrimidos por Comisiones Obreras es la pérdida masiva de empleo desde 2005, cuando las plantillas de Renfe, Adif y Feve sumaban 32.000 trabajadores. Hoy entre Renfe, Adif y Adif Alta Velocidad apenas superan los 26.000 trabajadores, y la edad media de la plantilla se sitúa en torno a los 54 años.