El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha remitido una carta al vicepresidente de la Generalitat de Cataluña, Oriol Junqueras, fechada el 19 de septiembre en la que en tono cordial le recuerda que la toma de control del gasto por parte del Estado «ya es de obligado cumplimiento».

La misiva, que ya está en manos de Junqueras y a la que ha tenido acceso El Independiente, incluye también el modelo de declaración responsable que debe utilizar la Generalitat para justificar que los pagos que se realicen no se destinan a financiar el referéndum del 1-O.

El ministro de Hacienda se dirige a Junqueras para recalcar que la Orden en la que el Gobierno toma medidas de control del gasto de la Generalitat «en defensa del interés general y en garantía de los servicios públicos fundamentales» está vigente desde el pasado 16 de septiembre.

Aquí puede consultar la carta

Además, le remite textualmente el punto quinto de dicha orden, en la que se establece que «desde la publicación del acuerdo», los órganos de contratación y los interventores que fiscalicen la entrega de bienes y servicios a Cataluña o a sus entidades vinculadas o dependientes, deberán remitir al adjudicatario y al propio Ministerio de Hacienda la declaración responsable en la que conste que la operación no tiene relación con la financiación «de ninguna actividad ilegal, ni contraria a las decisiones de los tribunales».

«Por tanto, es ya de obligado cumplimiento dicho acuerdo», recalca Montoro, quien insta al vicepresidente catalán a que «se facilite a los empleados públicos con responsabilidades en la materia para cumplir adecuadamente con dicho acuerdo».

El ministro de Hacienda se despide de Junqueras con «agradeciendo de antemano su colaboración en el cumplimiento de la Ley».

Montoro toma las riendas

Estas últimas palabras son llamativas puesto que esta misma noche, Montoro ha adoptado el acuerdo de no disponibilidad de gasto de la Generalitat de Cataluña para los servicios no esenciales que el Gobierno había exigido al presidente catalán, Carles Puigdemont, una vez que ha transcurrido el plazo que le dio para ello, según han informado a Europa Press fuentes del Ejecutivo.

La orden de Hacienda publicada en el BOE el pasado 16 de septiembre daba un plazo de 48 horas al presidente de la comunidad autónoma de Cataluña para que adoptara un acuerdo de no disponibilidad sobre su presupuesto que afectara a todos los créditos presupuestarios sobre los servicios no fundamentales que presta la Generalitat.

Sin embargo, esta pasada noche este plazo ha transcurrido sin que Puigdemont haya comunicado al Ministerio de Hacienda que haya llevado a cabo tal petición. Por este motivo, y según advertía el Gobierno en la citada orden ministerial, el acuerdo ha sido adoptado por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.