Las redes sociales pueden convertirse en la auténtica urna en la que se celebre un referéndum improvisado para encontrar una solución al conflicto independentista en Cataluña. A través de Facebook, Twitter o Whatsapp se está propagando una convocatoria masiva ante todos los ayuntamientos de España el próximo sábado, 7 de octubre, para pedir diálogo a la clase política. Su lema (su hastag) es #hablamos? o @parlem?

Una agencia de creativos llamada Sra. Rushmore colocó el pasado 27 de septiembre en su balcón de la Gran Vía madrileña un cartel dirigido a Cataluña en el que se leía «Parlem?». La iniciativa tuvo una repercusión inmediata y el gesto se ha extendido por muchos otros balcones y ventanas.

Y es que el Club de Creativos, en el que se integra la agencia Sra. Rushmore, trasladó esta iniciativa a todos sus asociados de otros puntos de España y así ha prendido la llama. Ya existe un perfil de Facebook que cuenta ya con más de 4.000 seguidores, en el que se ha publicado un manifiesto que llama a la participación ciudadana para trasladar a los gobiernos central y catalán una petición de diálogo.

Imagen del perfil de Facebook de la convocatoria 'Hablemos'.

Imagen del perfil de Facebook de la convocatoria ‘Hablemos’. Facebook

El objetivo, usar las redes para tratar de que la democracia representativa se torne directa. Y así lo sugiere el manifiesto: “Es hora de decir que España es un país mejor que sus gobernantes”.

Puedes leer aquí el manifiesto

“Han sembrado odio, nos enfrentan y dividen. Si no intervenimos como sociedad, España se convertirá en un país difícil de habitar”, señala el texto.

La iniciativa llama a salir a la calle el próximo sábado, a las 12.00 horas, con ropa blanca y lazos y carteles blancos, para mostrar que “esto no lo resuelven ellos, sino la gente, el diálogo y la convivencia”.

A continuación, el manifiesto critica a los unos “dirigentes irresponsables que ni escuchan ni hablan” y apuesta por la vía del diálogo, por el respeto y el entendimiento, “sin bloques ni bloqueos”.

“En lugar de levantar muros, necesitamos un lienzo en blanco para construir en común un país donde quepamos todos y todas”, concluye.