La bolsa española prepara la llegada de un nuevo inquilino. El próximo 20 de octubre, la promotora inmobiliaria Aedas Homes protagonizará el quinto debut del año en el parqué nacional. La compañía sigue así los pasos de Neinor, confirmando la revitalización del sector de la promoción inmobiliaria en bolsa, después de muchos años de sequía provocados por el pinchazo de la burbuja.

Aedas pretende iniciar su andadura bursátil con un valor superior a los 1.500 millones de euros. Lo que le situaría como la tercera mayor inmobiliaria del parqué español, por detrás de las socimis Merlin y Colonia, y la primera promotora, superando a la propia Neinor.

La compañía, propiedad del fondo Castlelake, realizará el salto a la bolsa a través de la venta de más de 3 millones de acciones de nueva emisión, con las que espera captar alrededor de 100 millones de euros.

Además, el grupo propietario de la firma venderá 17,9 millones de acciones ya existentes, que podrían elevarse a 20 millones si los bancos colocadores ejecutan el paquete asignado a su disposición. Con estos títulos, Castlelake pretende ingresar entre 594 y 664 millones. De este modo, reducirá de forma notoria su peso en la compañía, aunque se mantendrá un mínimo del 51,7%.

La operación estará dirigida por Citigroup y Goldman Sachs como coordinadores globales; Santander y UBS, como joint bookrunners; BBVA, CaixaBank y Sabadell, como co-lead managers; y Fidentiis y JB Capital como co-managers.

Con el dinero procedente de la venta de nuevas acciones, la empresa que dirige David Martínez, espera obtener recursos adicionales para invertir en futuras oportunidades de crecimiento. Además, la firma confía en que el salto al parqué proporcione un mejor reconocimiento de marca y mayor visibilidad.

La compañía pretende destinar entre el 60 y el 80% del beneficio a dividendos

Aedas Homes es una sociedad constituida en 2016 que cuenta con 44 proyectos en desarrollo, que permiten construir 2.283 viviendas, pero que, según calcula, tiene una cartera de suelo con capacidad para construir más de 13.000 viviendas en 240 proyectos.

La compañía está enfocada en la adquisición y promoción de suelo para uso residencial y concentra su oferta en cinco áreas geográficas: Madrid, Cataluña, Levante y Mallorca, Costa del Sol y Sevilla.

El grupo resalta entre sus atractivos la atractiva dinámica del mercado inmobiliario español y una cartera de alta calidad, entre otros aspectos. Además, el grupo prevé abonar un dividendo a sus accionistas de entre el 60 y el 80% del beneficio.

En el lado de los riesgos, Aedas señala que se trata de una empresa con escaso recorrido y que aún no ha logrado mostrar su capacidad de generar beneficios -tanto en 2016 como en el primer semestre de 2017 registró números rojos.

Además, advierte de que podría verse afectada por la inestabilidad política en Cataluña, donde cuenta con un 16% de su cartera en términos de Valor Bruto de los Activos. La inmobiliaria recuerda que en el actual escenario de tensión, podría conllevar cambios “legislativos, políticos y otros factores” que podrían incidir en su negocio en la región.

Asimismo, la firma deja claro que aunque Castlelake mantendrá una posición mayoritaria en el momento en que comiencen a cotizar las acciones, no existe compromiso de permanencia como accionista de referencia. De hecho, la firma norteamericana prevé dejar de estar estrechamente vinculado en el día a día de Aedas.