Pocas horas antes de la reunión del Parlamento de Cataluña en la que se prevé que pueda declararse la independencia unilateral, la salida de empresas de la región mantiene un ritmo constante. Este martes ha sido la aseguradora Catalana Occidente la que ha confirmado el traslado de su sede social, que pasará a localizarse en el número 4 del Paseo de la Castellana de Madrid.

La compañía aseguradora justifica esta decisión para «preservar los intereses de sus clientes, trabajadores, mediadores y accionistas», y operar en un marco de normalidad, estabilidad y seguridad jurídica y económica

El grupo asegurador, que tiene una valoración bursátil en el entorno de los 4.000 millones de euros, ya había anunciado la semana pasada que estaba valorando distintas medidas para capear las turbulencias generadas por el desafío soberanista catalán.

El grupo “velará siempre por que los productos y servicios no se vean en ningún caso afectados por la coyuntura política y social”, dado que su “prioridad” es garantizar el cumplimento de sus “condiciones contractuales con los clientes”, aseguraban entonces fuentes de la aseguradora, que tiene presencia en más de 50 países.

El cambio del domicilio social –a Paseo de la Castellana, número 4– no implicará el traslado de empleados, ya que el grupo cuenta con sedes corporativas y operativas en distintas ciudades españolas, según ha detallado.

El Grupo Catalana Occidente es un grupo asegurador internacional con más de 150 años de historia que está presente en más de 50 países.

El grupo obtuvo un resultado consolidado de 190,2 millones de euros en el primer semestre de 2017, un 9,4% más que en el mismo periodo del año anterior.

Con el cambio de sede de Catalana Occidente, ya han abandonado Cataluña siete de las ocho mayores cotizadas catalanas, siendo Grifols la única excepción en este grupo. Los grupos que ya han confirmado su adiós a la región cuentan con un valor de mercado superior a los 80.000 millones de euros.

Los expertos creen que si este martes se declarara la independencia de Cataluña podría acelerarse el ritmo de salida de empresas de la región.

Las acciones de Catalana Occidente cedían este martes en bolsa algo menos del 1%, en línea con el conjunto del mercado.