Las pensiones públicas son una política de Estado y la Comisión del Pacto de Toledo del Congreso de los Diputados, encargada de debatir con carácter permanente el futuro del sistema al margen de los vaivenes políticos, el espacio de consenso por excelencia. Sin embargo, con el desafío catalán tensando las costuras del Estado, las fuerzas catalanas en el Parlamento están más pendientes de lo que ocurre en el Parlament y han dado plantón en los últimos días al Pacto de Toledo. Hasta ahí ha llegado la onda expansiva del desafío catalán, mientras que los problemas de liquidez del sistema no han dejado de ser acuciantes en ningún momento.

Hace exactamente un año, esta Comisión se ponía en marcha con urgencia para atajar el agujero de las pensiones, un déficit que asciende ya a 18.000 millones de euros y que en 2017 se está financiando en parte con la emisión de deuda pública. Aún no estaba formado el Gobierno, ni se disponía de Presupuestos para el año siguiente, pero el Pacto de Toledo llevaba desde el 14 de julio de 2015 prácticamente en dique seco, por la falta de Gobierno, y no podía esperar más.

En la sesión constitutiva del 28 de septiembre de 2017, la presidenta de la Comisión, Celia Villalobos, hacía una llamada a trabajar y buscar soluciones “al margen del Gobierno”. El Pacto de Toledo, decía, “tiene suficiente capacidad política y técnica para poder desarrollar su trabajo”, a lo que añadía que esto debía hacerse “con la participación de todos los grupos parlamentarios, con expertos, porque hay una cierta tendencia a llamar al Gobierno, sea el que sea”.

Con ese planteamiento, las comparecencias de expertos en la Comisión se recortaron, sin embargo, para no dilatar aún más las tareas. El objetivo era tener listas unas recomendaciones para el mes de junio, aunque algunas fuerzas políticas, como el PSOE, creían necesario tomarse el tiempo necesario antes de emprender otra vez más una reforma de las pensiones.

El objetivo era tener listas unas recomendaciones para el mes de junio

A día de hoy, apenas hay avances y las negociaciones estancadas desde hace meses, básicamente por un enconamiento entre PP y PSOE. Los socialistas quieren derogar el índice de revalorización de las pensiones incluido en la última reforma de 2013, que, dada el actual desequilibrio financiero del sistema, limitará durante unos años más la subida anual de las pensiones al 0,25%, mientras que el Grupo Parlamentario Popular se opone.

Mientras, en Ciudadanos también se ve “poco margen de subida”. “Seguimos partiendo de la filosofía de que el crecimiento futuro de las pensiones depende de cambiar el modelo laboral y productivo y tener empleos de calidad en el presente”, señalan para añadir, que la idea del PSOE de financiar parte de las pensiones vía impuestos es “un remiendo”.

Así pues, las fuentes consultadas son poco optimistas y no ven posible a corto plazo un acuerdo que desatasque la situación. Más aún, porque Cataluña ha irrumpido finalmente en el debate sobre las pensiones. No en el contenido, sino en el ritmo de las negociaciones.

Bajas en la Comisión

Fuentes parlamentarias han confirmado a El Independiente que en la reunión del Pacto de Toledo del pasado jueves, 5 de octubre, los portavoces de PdCAT y ERC ni siquiera estuvieron presentes. Es este un peldaño más en los problemas en el seno de la Comisión.

Fuentes de ERC explican que “la situación está obligando a cambiar las agendas constantemente” y un día antes de que el Pacto de Toledo volviera a reunirse este miércoles aún no sabían si su portavoz, Jordi Salvador, estaría presente. En el caso del PdeCAT, también veían difícil de que el suyo, Carles Campuzano, asistiera.

La reunión de la Comisión no tuvo lugar finalmente este miércoles. Fue desconvocada tras los acontecimientos ocurridos en Cataluña y, especialmente, por la comparecencia del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a primera hora de la tarde.

La última reunión incluso se desconvocó por la comparecencia de Rajoy en respuesta Puigdemont

Sin embargo, la Comisión reanudará los trabajos el próximo martes, 17 de octubre. Para entonces, al menos el portavoz de ERC ya se ha puesto el día de lo tratado en la última reunión y es de esperar que si amaina el temporal en Cataluña los grupos catalanes sigan dentro del Pacto. Fuentes del Grupo Socialista creen que así será toda vez que estiman que el climax del conflicto tuvo lugar este lunes. Destacar además que Campuzano es un veterano en el seno de la Comisión, así como uno de los grandes conocedores de la materia en el Congreso.

Hasta entonces, habrá que seguir de cerca los acontecimientos, la aplicación de artículo 155, la puesta en marcha o no de una declaración de independencia. Todo ello mientras la Seguridad Social echa cuentas para ver cómo reducir su déficit.

Al menos, de acuerdo con los datos aportados por la ministra de Empleo, Fátima Báñez, en el último pleno, los ingresos por cotizaciones alcanzarán una cifra récord este año, tras los más de 10.000 millones de euros alcanzados en agosto.