SegurCaixa Adeslas ha rescindido el seguro de responsabilidad civil contratado por el Parlamento catalán por agravarse «el riesgo producido por los acontecimientos ocurridos recientemente en Cataluña» y, en concreto, por la suspensión por parte del Constitucional de la ley de Transitoriedad Jurídica.

El Parlament ha registrado hoy una carta de la aseguradora en la que explica los motivos de la rescisión de la política de cobertura de responsabilidad civil contratada por el Parlament y que ha sido distribuida en la reunión de la Mesa de la Cámara catalana.

Dicha carta hace referencia al aumento del «riesgo producido por los últimos acontecimientos políticos en Cataluña y, singularmente, la suspensión mediante providencia del TC, publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE), con fecha 13 de septiembre de 2017, de la ley de Transitoriedad Jurídica y Fundacional de la República».

SegurCaixa Adeslas, integrada en el Grupo Mutua Madrileña y participada por CaixaBank, ha sido una de las muchas empresas que han acordado en los últimos días trasladar su sede fuera de Cataluña.

La aseguradora, que cuenta con un volumen de negocio de 1.815 millones de euros en primas al cierre del primer semestre del año, ha situado su nueva sede en la Torre de Cristal de Mutua Madrileña, situada en el Paseo de la Castellana de Madrid, donde desde hace varios años ya se ubican las oficinas principales de la empresa y la mayor parte de las áreas de gestión.