El Círculo de Economía ha pedido convocar elecciones de forma inmediata en Cataluña para evitar un escenario de consecuencias «imprevisibles, pero en cualquier caso dramáticas» en términos de autogobierno, convivencia, crecimiento económico y empleo.

En una nota dada a conocer esta tarde, este influyente lobby empresarial catalán se ha pronunciado en estos términos a pocos días de que el presidente catalán, Carles Puigdemont, comparezca ante el Parlamento para dar respuesta al anuncio del Gobierno de que aplicará el artículo 155 de la Constitución.

Si ya el pasado 4 de octubre el Círculo mostró su «máxima preocupación» ante la posibilidad de que se aprobara una declaración unilateral de independencia en Cataluña, en esta ocasión esta asociación asegura: «Por desgracia, los escasos días que han pasado -desde la comparecencia del 10 de octubre del Puigdemont ante el Parlament- no han hecho más que confirmar las peores previsiones», informa Efe.

Fractura social

«A la salida de empresas se ha unido la creciente fractura social y la posibilidad, real e inmediata, de un profundo deterioro del autogobierno», asegura el Círculo, que acto seguido advierte: «Cataluña, de no evitarlo en los próximos días, puede encaminarse hacia una dinámica, prolongada e intensa, de descontrol, inseguridad jurídica y malestar ciudadano».

Ante esta situación «tan crítica», esta entidad, que lidera Juan José Brugera, considera que la «única alternativa» para reconducir las aspiraciones de unos y otros «por la vía de la normalidad y la legalidad es que, descartada una declaración unilateral de independencia, se convoquen de manera inmediata elecciones autonómicas». Si no se avanza en ese sentido, las consecuencias serían «dramáticas» en términos de autogobierno, convivencia, crecimiento económico y empleo, avisa.

El Círculo, en cuya Junta Directiva hay directivos y empresarios de compañías como CaixaBank, Puig, Banco Sabadell o Hotusa, así como historiadores y catedráticos de prestigio, justifica la necesidad de unas elecciones tras dos años «de una intensidad política nunca conocida en nuestra vida en democracia». «Sería también la única vía para frenar una dramática dinámica económica», argumenta el Círculo, que añade que «para retornar al camino de la concordia y el encuentro, tal como conviene a nuestros propios intereses colectivos y como ha señalado inequívocamente la UE y sus estados miembros, la única alternativa hoy existente es la convocatoria de elecciones»