BBVA reconoce que tiene un plan de contingencia para Cataluña, en el caso de que la región se independice, aunque descarta este escenario en un estado democrático como España.

Carlos Torres Vila, consejero delegado de BBVA, ha señalado, preguntado sobre posibles acciones de supervisión del BCE ante el órdago secesionista, que «el BCE no ha pedido ningún plan concreto para Cataluña, aunque tenemos planes para diferentes escenarios en todos los mercados en los que estamos».

Recibió entradas de dinero de la competencia algunos días pero la situación ya se ha «normalizado»

El ejecutivo subraya, en cualquier caso, que descarta que se concrete la independencia de la comunidad. «No es nuestro escenario. España es Estado democrático de derecho y Cataluña forma parte de éste. Las instituciones funcionan y la democracia se basa en el respeto a la ley», ha apuntado durante la presentación de resultados del tercer trimestre.

Torres Vila advierte de que «el impacto en la economía será mayor cuanto más dure la incertidumbre», pero recuerda que «el contexto macroeconómico es muy fuerte en España, con datos de empleo muy positivos con tasas que no veíamos desde el inicio de la crisis».

Añade que «el crecimiento del PIB español podría situarse por debajo del 2,5% próximo año si continua la incertidumbre», frente al 2,8% que el banco pronosticaba hace apenas unos meses. Ello supone un impacto negativo de 3.000 millones de euros.

Rebaja tres décimas, hasta 2,5%, el crecimiento del PIB para 2018 por las tensiones políticas

Torres Vila reconoce que las oficinas de BBVA registraron entradas de ahorro en algunos días puntuales por la tensión política en Cataluña, pero asegura que la situación ya se ha normalizado.

Tranquiliza a los clientes asegurando que «los depósitos están seguros en Cataluña y en el resto de España, sujetos a regulación española y el BCE. Es una garantía para todos estar en la Unión Europea».

Preguntado por los analistas que siguen el valor sobre el capital, el directivo asegura que están «cómodos con el nivel de capital y si en algún momento tenemos exceso de capital y no hay oportunidades de asignarlo de forma rentable por encima de su coste lo devolveremos».

Más de 3.400 millones de beneficios

BBVA obtuvo un beneficio neto de 3.449 millones de euros entre enero y septiembre de 2017, prácticamente lo mismo que ganó en todo el año pasado, y un 23,3% más que en idéntico periodo de 2016. La entidad destasca “la fortaleza de los ingresos recurrentes, al control de los gastos de explotación y a la reducción de los saneamientos”.

México sigue siendo el motor de las cuentas, con un beneficio neto de 1.616 millones de euros, un 15,3% más, frente a los 1.061 millones que obtuvo con su actividad bancaria en España, a lo que hay que restar las pérdidas de 281 millones de su área inmobiliaria (Non Core Real Estate).

A cierre de septiembre el crédito bruto se situó en 416.240 millones de euros, un 1,6 % menos, en tanto que la tasa de mora se redujo al 4,5%, frente al 5,1 % de un año antes y se situó en su nivel “más bajo de los últimos cinco años”, con una cobertura para insolvencias que se elevó hasta el 72 %.

Los depósitos de la clientela avanzaron un 2 % y quedaron en 392.865 millones, al tiempo que los recursos totales de los clientes se redujeron un 4,7% y se situaron en 690.797 millones, explica la nota.