El ex president de la Generalitar, Carles Puigdemont, ha afirmado que esta decisión europea es «el éxito del 155» acusando al Gobierno de «encarcelar a líderes civiles y la mitad del Gobierno legítimo, forzando al exilio a la otra mitad». «El 1 de octubre Barcelona era la favorita. Con violencia y con el 155, el Estado la ha sentenciado», ha dicho en su perfil de Twitter.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha apuntado a que «Barcelona era la mejor candidatura a nivel técnico» y ha recordado que «ni la DUI ni el 155 han ayudado, y menos ayudará acusarnos unos a otros». Colau sí ha agradecido a Dolors Monserrat «el buen trabajo realizado», así como a Toni Comin, conseller de Salud.

Por su parte, la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, ha lamentado que Barcelona haya «perdido una ocasión única para la ciudad, para Cataluña y para España», en declaraciones ante la prensa para valorar que la Ciudad Condal no sea la sede de la Agencia Europea del Medicamento.

«El Gobierno de España ha remado, otros quizás no lo han hecho en la misma dirección», ha afirmado la titular de Sanidad, apuntando directamente al independentismo. «Estoy triste. A nadie se le escapa que nos han preguntado por activa y por pasiva por la situación en Cataluña», ha explicado.

«Es una lástima»

El presidente del PP catalán, Xavier García Albiol, ha criticado que la candidatura de Barcelona no haya superado la primera votación y ha asegurado que «no ha podido vencer la imagen de una Generalitat jugando a ser una República». Barcelona ha caído en la primera ronda de las votaciones, por detrás de Milán, Amsterdam y Colpenhague.

En una publicación en su cuenta de Twitter, ha lamentado que Barcelona no pueda acoger la EMA y ha declarado que la candidatura no ha ganado porque ha habido «políticos insultando al resto de España y a las autoridades europeas», según informa Europa Press. «La mejor candidatura no ha podido vencer la imagen de una Generalitat jugando a ser una República y unos políticos insultando al resto de España y a las autoridades europeas. Una lástima», ha escrito el líder del PP catalán.

El mismo medio ha utilizado el ministro de asuntos Exteriores y Cooperación, Alfonso Dastis, que ha afirmado que Barcelona «era una gran candidata» pero que «la estabilidad y la unidad son un valor hoy más que nunca». «Esto no nos va a detener, seguiremos trabajando para mejorar cada día nuestro país».

Otros dos miembros del Partido Popular, Fernando Martínez-Maillo y Javier Maroto, también han lanzado dardos contra Carles Puigdemont. El primero espera que este sea «el último efecto negativo del proceso independentista. Gracias, Puigdemont», mientras que Maroto ha asegurado que «la designación de Barcelona tenía todas las ventajas pero un único enemigo: el secesionismo catalán. Desgraciadamente para todos los españoles, este enemigo ha logrado arrebatarnos a todos esa aspiración compartida».

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha pedido «parar esta ruina» en un mensaje a través de su cuenta oficial de Twitter. «Que rabia que el golpe separatista nos deje a los barceloneses y a España sin esta sede europea», ha afirmado.

El PSOE, por su parte, ha atribuido la eliminación de Barcelona a la «inestabilidad política». Así lo ha afirmado el portavoz de sanidad socialista en el Congreso, Jesús María Fernández Díaz, que ha considerado la decisión como «una gran pérdida». «Era una candidatura magnífica y solamente ha podido influir la situación de inestabilidad política en la que está Cataluña», ha firmado, según recoge Efe.

Tercera posición

De las tres ciudades que han pasado a la segunda vuelta Milán ha sido la que más apoyos ha sumado, con 25 puntos, mientras que Milán y Ámsterdam han sumado 20 cada una. La candidatura de Barcelona ha logrado trece puntos en esta primera ronda, en la que cada delegación tenía seis puntos a repartir entre sus tres favoritas: con tres, dos y un punto.

En la segunda vuelta de votaciones, los Veintisiete tendrán un único punto cada uno para asignar a su sede favorita. Si alguna de las tres finalistas –Milán, Ámsterdam o Copenhague– suma 14 puntos, será designada ganadora automáticamente,; si no, pasarán a la siguiente y última ronda las dos con mejor puntuación.