Amazon no tiene capacidad para soportar los niveles de demanda de la campaña navideña en España. La compañía ha recibido tal volumen pedidos durante el Black Friday y el Ciber Monday que ha tenido muchas dificultades para cumplir con sus usuarios. Ya en años anteriores la compañía se encontró con una situación de bloqueo a la hora de asimilar todas las compras en estas jornadas de la campaña con mayor tráfico.

Por eso, además de continuar con su alianza con las “cientos” de empresas de transporte con las que trabajan, Amazon ha decidido implementar en España su programa Amazon Flex, que estará disponible para que los autónomos trabajen repartiendo paquetes con una remuneración total de 14 euros la hora.

Los requisitos son sencillos: estar registrado como autónomo, tener más de 18 años, carnet de conducir en vigor y un vehículo de tamaño medio, tirando a grande. Con eso es suficiente para convertirse en repartidor de Amazon.

Si se cumplen todos las condiciones sólo hay que descargarse la aplicación Amazon Flex, disponible tanto para dispositivos de Apple como Android, y rellenar un formulario en el que indicar la disponibilidad horaria y la zona en la que se pueden hacer las entregas. Será el trabajador el que se desplace al centro logístico indicado para recoger los paquetes y el que decida el orden en el que los entrega.

De momento, Amazon agrupa el trabajo en bloques de dos horas mínimo, lo que significa que por cada bloque la remuneración será de 28 euros. De esa cantidad cada persona tendrá que descontar los gastos de mantenimiento del vehículo, gasolina o la cuota de autónomos mensual.

Cumplimentando el cuestionario en la aplicación, los trabajadores se convertirán en “socios” de entregas independientes de Amazon, tal y como ha informado la compañía y recoge Efe. De momento Amazon Flex sólo está disponible en tanto en Madrid ciudad como en los núcleos urbanos cercanos, aunque también existe la posibilidad de hacer entregas en Valencia.