La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), que ejerce de auditor del Estado, ha elaborado un listado con los 22 ayuntamientos con peores condiciones de solvencia, deuda y morosidad de España. Son los consistorios que, como dijo su presidente, José Luis Escrivá, en una reciente comparecencia parlamentaria, después de años de planes de ajuste “no salen del hoyo”.

Para solventar su situación, la AIReF tomará en breve una medida  sin precedentes hasta ahora. Se dirigirá a las autoridades tuteladoras que le corresponden a estos ayuntamientos en virtud de la Ley de Estabilidad -en unos casos el Ministerio de Hacienda y en otros las comunidades autónomas- para que estrechen la vigilancia sobre sus cuentas y evalúen sus planes de ajuste, y efectuará recomendaciones para ponerlos en el buen camino, a la vista de que las medidas adoptadas en estos consistorios hasta la fecha no han dado resultados.

De lo que se trata es de atar más en corto a estas administraciones como ha hecho el Ministerio de Hacienda con el Ayuntamiento de Madrid, al que ha decidido fiscalizar, no trimestralmente, sino semanalmente, los gastos. La diferencia es que Madrid, que ya está bajo supervisión, es una administración en superávit.

En este sentido, la Administración que dirige Manuela Carmena criticó desde el primer momento la supuesta discrecionalidad de la medida empleada por Hacienda, a la vista de que otros ayuntamientos mucho menos saneados que el madrileño no habían sido objeto de esta suerte de apercibimiento.

Y es que, ya en el mes de julio, la AIReF puso el foco en este conjunto de municipios (ver gráfico adjunto) por ser los sospechosos habituales que llevan incumpliendo la Ley de Estabilidad Presupuestaria, como ha ocurrido en Madrid, “durante muchos años”. No obstante, el listado que dará a conocer en breve incluirá algunos cambios.

Hacienda envía una carta también a 22 ayuntamientos

Tras los movimientos de la AIReF y las críticas vertidas por el Ayuntamiento de Madrid la mirada se dirige al Ministerio de Hacienda.

Y es en este contexto, en el que el departamento que dirige Cristóbal Montoro ha remitido ahora sí una carta a otros 22 ayuntamientos por su continuado incumplimiento del plazo legal de pago a los proveedores, fijado en 60 días. No son los únicos que pagan tarde a sus proveedores, pero sí los que lo han hecho con una mayor reiteración.

Fuentes de AIReF indican que este listado de consistorios no tiene por qué coincidir con el que publicará, puesto que el de Hacienda se refiere a deuda comercial y el otro a condiciones de solvencia. No obstante, ayuntamientos como Parla, Algeciras o Jaén llevan tiempo en el foco de Hacienda y en el de la AIReF.

Por su parte, desde Hacienda indican que no se trata de una medida de apercibimiento, sino de una oferta de ayuda para resolver los problemas de liquidez de los ayuntamientos alertados.

Sin embargo, se trata de una llamada de atención recogida en los protocolos de la Ley de Estabilidad por la que ya pasaron en su día Extremadura y Aragón, las dos comunidades autónomas que hasta la fecha -salvando las distancias con Cataluña- han sido intervenidas por Hacienda por su reiterada morosidad incluso después de que recibieron un aviso similar. En estos casos, el Gobierno tomó la gestión de los ingresos percibidos a través del sistema de financiación local para pagar las facturas pendientes.

Algunos de los grandes ayuntamientos tampoco cumplen

Por otro lado, la AIReF ya tiene identificados grandes ayuntamientos que no cumplirán la regla de gasto este año, como Madrid, entre los que se incluyen Barcelona, Bilbao, Valencia o Palma de Mallorca.

Pese a todo, la Autoridad Fiscal cree que el subsector de los entes locales cerrará el año 2017 con un superávit superior al 0,5%, en línea con el pasado ejercicio. Y esto es así porque, entre los grandes consistorios, que aumentando su gasto por encima de la norma verán deteriorado su saldo positivo, y los 22 ayuntamientos más rezagados, el resto compensarán la situación con un mejor comportamiento.

La tarea es titánica si se tiene en cuenta que, con los cálculos que realizaba la AIReF, en agosto, se espera que los 16 grandes ayuntamientos españoles reducirán su superávit en un 40%.