El concejal de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Madrid, Carlos Sánchez Mato, coge el primer metro de la mañana para ir a trabajar. Conoce su ciudad. Sabe que algunas aceras de Chueca están en obras. Porque lo ha visto, pero, sobre todo, porque cada euro de ese y otros proyectos pasa por sus manos.

Sánchez Mato asegura que lo que quiere es poder usar más dinero del disponible en lugar de ahorrar y evitar así el impacto de la regla de gasto que puso en marcha el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. El delegado de Economía la considera absurda. Por eso, admite que ha tratado de eludirla. Pero Hacienda insiste en que no es legal tomar atajos y por eso ha redoblado los controles al Ayuntamiento que lidera Manuela Carmena, que gestiona Sánchez Mato. Es un combate administrativo en toda regla. En un conversación con El Independiente, el concejal explica sin ambages el por qué de este choque frontal. Y asegura que seguirá echando un pulso a Montoro.

Pregunta.- Hacienda tumbó el Plan Económico-Financiero (PEF) que el Ayuntamiento presentó en el mes de abril ¿Qué cantidad de gasto les pide recortar?

Respuesta.- En el mes de abril aprobamos un acuerdo de no disponibilidad de créditos de 238 millones de euros para adecuarnos a la regla de gasto. Hacienda lo recurrió en el Tribunal de los contencioso-administrativo a través de la Abogacía del Estado. Sin embargo, en la contestación al recurso aportamos el certificado correspondiente de la propia Intervención General autonómica en el que se demostraba que los fondos están retenidos. Así que no es opinable. Además, contestamos con un escrito muy potente demostrando que hay un desconocimiento muy interesado por parte de la Abogacía del Estado. Y no son cosas con las que se puede jugar. Están actuando de manera muy clara contra la gente que es habilitada nacional. La Intervención General, con un equipo de más de 250 personas, no podría falsificar una cosa así. Los fondos están absolutamente congelados.

Lo que pasa es que buscamos la forma de poder ejecutar las actuaciones que figuraban en el acuerdo de no disponibilidad a través de otras formas de financiación. Y lo hicimos utilizando el remanente de tesorería del año anterior, no en 238 millones de euros, sino en 407 millones. Eso le ha molestado al Ministerio. Que tengamos vías legales para haber eludido, que eludir es legal, una actuación coercitiva por parte del Ministerio.

Lo que conseguimos es que si había actuaciones que hacer en un colegio o en unas obras en Chueca, pues lo hemos hecho, pero con otra fuente de financiación. Las partidas están bloqueadas pero las obras se han hecho legalmente.

Eludir la actuación coercitiva del Gobierno para que ejecutemos partidas de gasto es legal”

P.- ¿Cuál es esa vía que han encontrado?

R.- La Ley de Estabilidad dice que los ayuntamientos que tenemos remanente positivo de tesorería podemos dedicarlo a inversiones financieramente sostenibles. Hemos sacado fondos del Presupuesto y los hemos drenado por esas inversiones. Hemos actuado con la normativa vigente y parece que les molesta.

P.- Porque como el Ayuntamiento está saneado…

R.- Claro. La muestra clara de la absoluta inconsistencia desde el punto de vista doctrinal, teórico y práctico de la regla de gasto, es esta, que el Ayuntamiento de Madrid no solamente tiene fondos para actuar, sino que lo está demostrando por la vía de los hechos y además con vías legales.

En Intervención General ejercen 250 personas. No podríamos falsificar nada”

P.- Entonces, ¿porqué han tumbado también el PEF en el mes de octubre?

R.- Hacienda nos dice entonces verbalmente que lo que hemos hecho no gusta (posteriormente el TSJM ha fallado en contra de esas inversiones), y nos piden más partidas y sacar más dinero del Presupuesto (238 millones de euros y 127 millones más, según el Ayuntamiento). Entonces hacemos un nuevo PEF absolutamente ortodoxo desde el punto de vista de la interpretación que hace el Ministerio de Hacienda y sacamos 127 millones de euros adicionales (el Ayuntamiento da por aprovisionados en abril los 238 millones de euros).

P.- ¿Por qué cree que Hacienda pide más recorte del gasto?

R.- Porque el Ministerio de Hacienda está cambiando las normas en mitad del partido.

P.- Pero habrá una justificación…

R.- No lo pueden justificar.

P.- ¿Dicen, 127 millones más y ya está? ¿Tendrán algún argumento?

R.- Legal, no lo tienen.

P.- ¿Pero cuál es el que ponen encima de la mesa, legal o no?

R.- Todos sabemos cual es el argumento, es que estamos demostrando que tenemos capacidad de crecer en gasto, en inversión, además de tener superávit, reducir deuda. Eso se los estamos diciendo a un secretario de Estado que es exalcalde de un municipio que todos sabemos qué es lo que ha pasado (el secretario de Estado de Hacienda, José Enrique Fernández de Moya era alcalde de Jaén, uno de los ayuntamientos con más problemas financieros de España) y a un ministro (en referencia a Montoro) que tiene el récord de presupuestos aprobados y liquidados, pero que no ha liquidado ni uno con superávit o con reducción de deuda. Y nosotros llevamos dos de dos. Evidentemente es un tema político, y queda claro que determinados ayuntamientos funcionamos con una solvencia demoledora comparado con las cuentas públicas que tienen los que han de tutelarlas.

El secretario de Estado fue alcalde de Jaén, con problemas financieros, y Montoro no ha cuadrado un solo presupuesto”

P.- Esa es la cuestión de fondo, pero ¿con arreglo a qué dice que piden esos 127 millones de euros de más?

R.- Dicen que como nos han rechazado el PEF de abril tienen que seguir pidiendo medidas. Ese es el argumento, pero el planteamiento inicial es que nuestra interpretación de la regla de gasto no es buena y la suya es buena. Yo digo que la suya es un papelito, porque es verdad. Es una hoja informativa con una interpretación de la regla de gasto que nos envían y que no está en la Ley. Y lo que queremos es que se trate a Madrid como al resto. Busquemos otros PEF aprobados …pongamos como ejemplo el de Madrid de 2010, cuando aún era alcalde Alberto Ruiz Gallardón, antes de que llegáramos nosotros. Miras la  previsibilidad de ingresos, la descripción de medidas y las compararas con las nuestras…hubo párrafos que copié y pegué, y entonces se aprobaron y ahora no.

En el PEF de Madrid elaborado por el anterior equipo de Gobierno se decía que se iba a vender el 7% de las acciones del Canal de Isabel II. Y no se han vendido, afortunadamente. El seguimiento del PEF es trimestral y durante el tiempo que estuvo vigente ¿el Gobierno dijo en algún momento “habéis puesto una medida que no habéis cumplido?”. No hubo nada de eso, nadie sabía lo que era un PEF hasta que ha llegado Carmena a gobernar Madrid. Se aprobaban todos, había ayuntamientos que no lo presentaban, como Jaén, que no lo ha presentado, y ni le han intervenido ni ha pasado nada. Nosotros los presentamos y nos los rechazan. ¿Quién incumple la ley?

P.- ¿Con qué otros ayuntamientos se comparan entonces?

R.- Hay un problema de comparación. Hacienda dice que a la hora de aplicar la legalidad, somos todos iguales…Claro, lo que quiere Madrid no es que le traten diferente, sino como al resto de los ayuntamientos, y luego que se hagan modificaciones legales que nos permitan invertir esos recursos para que podamos mejorar nuestras ciudades. El problema es que el Gobierno no quiere reconocer que quienes gobiernan los ayuntamientos más importantes del país no son del PP y están demostrando una gestión excelente. No solo el de Madrid, el resto de los ayuntamientos de esos llamados del cambio y otros del PSOE están demostrando gran capacidad de actuaciones y consiguiendo cosas que jamás han conseguido los gobernados por el PP. Sería un mal precedente antes de escenarios electorales no demasiado lejanos en el tiempo.

El Gobierno no quiere reconocer que quienes gobiernan las ciudades más importantes gozan de una excelente gestión”

P.- Después de los dos choques en abril y octubre han presentado una propuesta para bloquear otros 173 millones de euros. ¿Hacienda les ha dado el visto bueno?

R.- No tenemos respuesta.

P.- ¿Tendrá impacto en partidas de gasto social?

R.- Hicimos un PEF conforme a la Ley que se aprobó en el Pleno del Ayuntamiento.  Todo eso se está ejecutando en un porcentaje amplísimo y muchas cosas están finalizadas. Las medidas legales del Ministerio solo pretenden sabotear obras en algún caso o, por ejemplo, la compra de autobuses, que contó con el voto favorable del PP.

P.- Pero entonces esa compra ya estaba hecha…

R.-

P.- Y el bloqueo de los 173 millones afecta por ejemplo a una partida de 17 millones destinada a personal ¿Se va a dejar de incorporar efectivos? ¿Dónde?

R.- Se refiere a dinero para personal no cubierto, que estaba dotado presupuestariamente. El gasto en personal del ayuntamiento es de 1.380 millones de euros al año, con lo que 17 millones de euros es poco. Lo que pasa es que, por ejemplo, en el Área de Economía había 11 personas eventuales de confianza ahora solo tengo dos y he estado todo el año con una. No por ahorrar, sino porque nosotros funcionamos con mucho menos personal eventual, eso que el PP llama ahora a dedo. No cubrir ese personal eventual o personal funcionario deja esa bolsa de 17 millones.

Si no sabes la velocidad a la que tienes que circular por Castellana, tienes un problema. Con Montoro estamos igual”

También presupuestamos una cantidad sustancialmente superior a lo que luego se va gastando para emergencias. Puede ocurrir un drama inesperado, pero si ocurriera lo tengo presupuestado. Estos 173 millones provienen de eso. Así es que hasta ahora no hemos acometido ningún tipo de recorte, pero ¿y si hubiera algún tipo de emergencia? Otro ejemplo, el año pasado tuvimos 101 millones de euros de sentencias.  Si ahora nos cae una sentencia de la época del PP que no hubiéramos provisionado yo tengo que coger de donde sea para pagarla. Esos imprevistos también ocurren.

Ese tipo de actuaciones con un Ayuntamiento que tiene unas cuentas saneadas…nos tendrían que poner de ejemplo, pero lo que quieren evitar es que seamos farol al que al que dirigirse, porque eso deja en evidencia la gestión de la Comunidad de Madrid, por decir la administración más cercana.

Mauricio Valiente y Carlos Sánchez Mato.

Mauricio Valiente y Carlos Sánchez Mato. EFE

P.- ¿Qué importe les queda por cuadrar?

R.- Me gustaría saberlo…

P.- ¿No lo saben?

R.- Con arreglo a la última resolución de Hacienda, 192 millones de euros (238 millones de euros de abril, más los 127 millones adicionales de octubre y restados los 173 millones bloqueados). Pero lo más problemático para una administración es no tener previsibilidad a la hora de saber la normativa que tiene que cumplir. Si al circular por el Paseo de la Castellana no sabes si tienes que ir a 70, 50 o 20 kilómetros por hora tienes un serio problema como ciudadano. No hay previsibilidad. En este caso el Ayuntamiento de Madrid tiene un problema con el Ministerio de Hacienda. Nos han puesto el foco, han cambiado las normas y las cambiarán las veces que sea necesario por el camino.

P.- En ese escenario de incertidumbre ¿tienen pensado localizar más partidas que no se vayan a ejecutar para cumplir con Hacienda?

R.- Siempre estamos viendo el nivel de ejecución del Presupuesto, pero no porque nos lo vaya a pedir Hacienda. No hemos sacado los 173 millones en los últimos tres días, sino que los gestores los han ido poniendo a disposición en meses pasados a medida que no se iban ejecutando.

Agradezco la actitud responsable del PSOE. Hay que cambiar la Ley Montoro y hay fuerzas en el Congreso para ello”

P.- ¿Hay más margen entonces? ¿Qué partidas?

R.- Desde el respeto, no le puedo responder antes a usted que al propio ministerio y además revelar estrategia con alguien que no es previsible y te tutela… Hasta ahora lo que hemos demostrado es que con todos los obstáculos que nos han puesto hemos conseguido las menores distorsiones ahí fuera, en la calle. Y cada vez tenemos más obstáculos, pero yo estoy instalado en el optimismo. Siempre.

P.- ¿Se puede dar el caso de que se prorrogue el Presupuesto del ayuntamiento de 2017?

R.- Sí, evidentemente.

P.- ¿En qué escenario?

R.- Tenemos ahora suficientes elementos de incertidumbre que tienen que ver con la falta de previsibilidad desde el Ministerio y con qué va a pasar legislativamente con la Ley de Estabilidad y la regla de gasto.  Nuestra voluntad es que lo que el otro día era una mayoría en la Comisión de Hacienda que aprobó una proposición no de Ley se convierta en otra con la proposición de Ley para el cambio de la norma que presentó Unidos Podemos. Agradezco la actitud responsable del PSOE y de fuerzas que tienen que ver nada y menos con nosotros, como el PNV o PDeCAT, pero que plantean una posición muy similar a la nuestra en relación a la regla de gasto. Hay una mayoría parlamentaria clara que dice que esto hay que cambiarlo.

P.- En el caso Open de Tenis, dice estar convencido de que la jueza archivará su caso y el de Celia Mayer. ¿No concibe que la jueza le cite formalmente como imputado?

R.– Hemos ido a declarar y creo que quedó meridianamente claro: las preguntas de la acusación eran absolutamente políticas. Yo tengo que respetar la actuación de la Justicia, pero a mi me parece una querella-trampa. No hay nada. Intentan alargar el procedimiento porque mientras estemos en esa situación pueden atacarnos políticamente. Somos incómodos y no solo con Hacienda: también al investigar todas las corrupciones en el ayuntamiento antes de nuestra llegada. En la Empresa de la Vivienda, en la M-30… estas cosas están en el origen de querellas-trampa.

Manejamos opciones sobre la M-30 de las que no voy a hablar, pero el modelo de gestión nos ha costado 1.800 millones”

P.- ¿No concibe otro escenario que no sea el archivo de la querella?

R.- No hemos cometido ningún tipo de irregularidad, hemos contratado los informes externos exactamente con el mismo procedimiento administrativo con que lo hacía Madrid Destino en la etapa del PP.

P.- Es usted consciente de que es el concejal de Manuela Carmena metido en más fregaos. ¿A qué lo achaca?

R.- Cuando te opones a esos poderes económicos y políticos, te conviertes en diana de ellos. Lo que no voy a hacer es ser amable a los que han estado expoliando Madrid. Cuando tenga conocimiento de algo que pueda ser susceptible de delito, lo voy a poner siempre en manos de la Fiscalía Anticorrupción.

P.- El borrador del dictamen de la comisión de investigación habla de hacer 100% pública la M-30. ¿Antes de 2019?

R.- Yo del dictamen no quiero hablar, principalmente por respeto a los grupos. Se lo comunicamos a los partidos municipales ayer [jueves 16 de noviembre] y a alguien le faltó tiempo para… Es un dictamen en el que faltan las enmiendas. Pero nuestra posición ya la hemos expresado: el modelo de gestión elegido para la M-30 nos ha costado a los madrileños más de 1.800 millones de euros. Y vamos por la mitad del contrato. Es absurdo que el PP hable de ahorrar dinero público y haya elegido un modelo de gestión que lastra las cuentas del ayuntamiento entre 65 y 70 millones.

P.- El modelo de gestión de la M-30 está blindado hasta 2025.

R.- Bueno… hay opciones que manejamos de las que no voy a hablar que se harán públicas en su momento.

P.- No queda tanto para las elecciones municipales. ¿Cuál es su situación en Ahora Madrid? Iba a haber un plenario de la coalición del que no se sabe nada. ¿Quiere repetir?

R.- Yo estoy en proyectos colectivos, en Izquierda Unida y en Ahora Madrid, y creemos en la Unidad Popular. Querríamos en IU que hubiese más organicidad en Ahora Madrid; que algo que se ha demostrado exitoso pudiera verse truncado. El respeto a las primarias, a las minorías. Creemos en procesos desde abajo, no en reuniones de notables.

¿Si repetiría? Yo soy un mero instrumento para construir el socialismo”

P.- ¿Discrepa en ese punto con Podemos?

R.- Discrepo de todo aquel que no se crea la democracia desde abajo. Los que somos tildados de vieja política y no hicimos estas cosas en el pasado (habla de IU), hemos aprendido la lección. Lo hemos aprobado en asambleas y lo vamos a llevar a cabo, y esperamos que los compañeros de Podemos, de otras organizaciones o procedentes de ninguna lo entiendan. Queremos el desborde y el desborde no llega de acuerdos entre dos organizaciones. O tres.

P.- ¿Repetiría como delegado de Economía?

R.- Yo soy un mero instrumento para construir el socialismo.

P.- ¿Eso es que sí?

R.- No estoy en eso, si voy a estar aquí o allí. En política llevo dos años y medio y se me están haciendo cortísimos (ríe).