Elecciones Cataluña 21-D

Economía

BBVA ve probable que la prima de riesgo de España aumente por la crisis de Cataluña

Advierte a sus clientes de que la incertidumbre se mantendrá a medio plazo y sugiere que el PIB crecerá menos de lo previsto

logo
BBVA ve probable que la prima de riesgo de España aumente por la crisis de Cataluña
Bolsa de Madrid.

Bolsa de Madrid. EFE

Resumen:

El resultado de las elecciones catalanas pone en peligro el crecimiento de España en 2018.

Los bancos comienzan a advertir de de que las previsiones iniciales sobre la evolución de la actividad económica podrían ser demasiado optimistas.

BBVA ya ha puesto en cuarentena su estimación de PIB para 2018 y advierte de una posible escalada de la prima de riesgo.

Señala en una nota dirigida a sus clientes que “la incertidumbre se mantendrá a medio plazo y es probable que la prima de riesgo de España se eleve”.

Añade que la estimación de crecimiento del PIB de 2,5% para 2018 “podría ser optimista”.

El resultado de las elecciones catalanas pone en peligro el crecimiento de España en 2018. Los bancos, en sus valoraciones preliminares, comienzan a advertir de de que las previsiones iniciales sobre la evolución de la actividad económica podrían ser demasiado optimistas en un escenario de renovadas tensiones políticas. BBVA, por ejemplo, ya ha puesto en cuarentena su estimación de PIB para 2018 y advierte de una posible escalada de la prima de riesgo.

Ante el triunfo del bloque independentista, que logró la mayoría absoluta con 70 escaños, el 47,5% de los votos, la entidad que preside Francisco González señala en una nota dirigida a sus clientes, inversores profesionales, que “la incertidumbre se mantendrá a medio plazo y es probable que la prima de riesgo de España se eleve”. Un incremento en el diferencial del bono español frente al alemán supone el encarecimiento de los costes de financiación del Estado y, por extensión, de las empresas del país.

Tras las elecciones catalanas, cree que una previsión de crecimiento del 2,5% para 2018 podría ser optimista

La misma nota, remitida desde el  bróker de BBVA, señala que la estimación de crecimiento del PIB de 2,5% para 2018 “podría ser optimista”, tras conocerse los resultados de las elecciones en la región secesionista.

A principios de noviembre, el servicio de estudios del banco, ya rebajó dos décimas su previsión de crecimiento de la economía española para 2017, hasta el 3,1%, y en tres décimas la de 2018, hasta el 2,5%, por el impacto de la crisis política en Cataluña.

La entidad señaló entonces que si se prolonga la incertidumbre observada en octubre hasta finales de diciembre, el PIB de 2018 podría ser entre un 0,2% y un 1,1% inferior respecto a un escenario sin tensiones, aunque ya adelantó que, en su opinión, el escenario más probable era el de un impacto “limitado”.

En este contexto de incertidumbre, BBVA recomienda a sus clientes mantener una posición neutral en bolsa española, mientras que se muestra más positivo con la inversión en acciones de compañías europeas y emergentes. Aconseja sobreponderar estos activos.

El Banco de España también duda de la evolución de la actividad económica en España en función de cómo se desarrolle la crisis política y asegura que la crisis catalana ya está impactando en el crecimiento de Cataluña, tal como hace constar en el informe trimestral sobre la actividad económica de España.

La institución ha valorado dos escenarios por el impacto de la crisis catalana. Uno más moderado, que produciría una pérdida acumulada de PIB hasta finales de 2019 de unos 0,3 puntos porcentuales, y otro escenario más severo y prolongado, con una pérdida de actividad sustancialmente mayor de 0,9 puntos. Actualmente, la institución considera que es más factible el primer escenario.

Recomienda comprar acciones europeas, pero aconseja mantenerse neutral en Bolsa española

Por su parte, Moodys emitió un informe tras los comicios advirtiendo de que, aunque aún esperan un crecimiento del PIB español del 2,3% en 2018, es previsible “que las perspectivas de la economía regional [de Cataluña] se deterioren aún más, con efectos colaterales para la economía nacional, a menos que el crecimiento en otras regiones pueda compensar”.

Bank of America recuerda que actualmente estima un impacto de la crisis catalana de unos 50 puntos básicos durante los próximos trimestres, lo que traduce en unas estimaciones de crecimiento del 2,5% en 2018 y el 2,3% en 2019. Pero este impacto “podría ser fácilmente mayor si las tensiones vuelven”.