El turismo en España logró batir en 2017 su récord de visitantes internacionales con la llegada de 82 millones de turistas, lo que supone un aumento del 8,9% respecto a 2016, y con un gasto total de 87.000 millones de euros, cifra también récord con un alza del 12,4%. Se trata de las estimaciones de cierre del ejercicio pasado avanzadas este miércoles por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

Rajoy, que participa en Roma en la Cumbre de los Países del Sur de Europa, ha calificado de “muy relevantes” estos datos que colocan a España como “segundo país del mundo en llegadas de visitantes internacionales y número de ingresos”.

Con estos datos, España superaría por primera vez a Estados Unidos, a la espera del cierre oficial del ejercicio, y se coloca como segunda potencia mundial, solo por detrás de Francia. Hasta noviembre, el número de llegadas a nuestro país ya superó el de todo 2016.

El presidente del Gobierno ha valorado el esfuerzo realizado por el sector turístico, de “gran tradición en España”, para ser más competitivo y acompañar estas buenas cifras a pocos días de que Madrid se convierta en epicentro de la industria turística con la celebración de la Feria Internacional de Turismo, Fitur 2018, en la capital.

Los datos llegan tras conocerse, este mismo miércoles, que Cataluña perdió entre un 15% y un 20% de turistas internacionales en el tercer trimestre de 2017 debido al proceso independentista, según los cálculos de la Organización Mundial del Turismo (OMT) dados a conocer por el nuevo secretario general del organismo, Zurab Pololikashvili, en su primer acto en Madrid al frente de la institución.