El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, celebró la repatriación de capitales anunciada por Apple como parte de un plan para inyectar 350.000 millones de dólares a la economía estadounidense en los próximos cinco años.

“Prometí que mis políticas permitirían a compañías como Apple traer grandes cantidades de dinero de vuelta a los EEUU. Es genial ver a Apple hacerlo como resultado de los recortes de impuestos“, dijo Trump en un mensaje en Twitter.

El presidente también calificó la decisión de Apple como una “gran victoria para los trabajadores estadounidenses” y para el país.

Apple anunció este jueves que repatriará una buena suma de los capitales que tiene en el exterior, si no todos, como parte de una serie de medidas que permitirán inyectar 350.000 millones de dólares en la economía de EEUU en los próximos 5 años.

El anuncio, que tomó por sorpresa a los mercados, figura en un comunicado en el que da cuenta de sus planes de inversión, y que incluyen también su compromiso de crear 20.000 nuevos empleos en Estados Unidos en el plazo de cinco años.

Pero en la información destacó especialmente el hecho de que, como parte de estos planes, anticipa que en un período no indicado pagará cerca de 38.000 millones de dólares en impuestos por la repatriación de capitales que tiene repartidos en todo el mundo.

“Un pago (en impuestos) de ese tamaño probablemente sea el mayor de ese tipo que se haya hecho”, dice el comunicado del gigante tecnológico dado a conocer desde su sede californiana de Cupertino.