Economía

BlaBlaCar crea un nuevo algoritmo para facilitar los viajes entre ciudades pequeñas

Coche de BlaBlaCar. EFE

Es todo un clásico. Un viajero que quiera ir desde Getafe hasta Sabadell se encontrará con que, casi sin importar el medio que tome, tendrá que desplazarse primero a Madrid, desde la capital ir hasta Barcelona y, una vez en la Ciudad Condal, encontrar un transporte hasta su destino final. En el trayecto perderá tiempo y, en algunos casos, hasta la salud con su equipaje a cuestas.

BlaBlaCar se ha propuesto cambiar esto. La compañía de origen francés ha creado un nuevo algoritmo con el que va a facilitar el desplazamiento entre ciudades menos pobladas, poniendo en contacto a pasajeros con conductores que pasen con su vehículo cerca de donde estos tienen su punto de origen.

Así, desde este martes los usuarios podrán seleccionar una dirección exacta para comenzar su viaje y, de la misma manera, establecer un destino concreto. Es algo similar a lo que ya hace cualquier persona que decide viajar en una aplicación del Taxi, de Uber o de Cabify.

«Con este nuevo algoritmo el usuario quedará conectado con conductores que pasen cerca. A esa persona que va a comenzar su viaje le aparecerán notificaciones con la dirección de otros que se pueden unir a él y tendrá que decidir si le conviene desviarse para recogerlos o no», ha explicado el manager de BlaBlaCar para Iberia y Alemania, Jaime Rodríguez. «La idea es facilitar hacer la vida más fácil a aquellos que viven fuera de Madrid o Barcelona», alega.

En un país en el que el 50% de la población vive fuera de los núcleos urbanos más poblados, conectar pequeñas ciudades tiene una importancia considerable y ahí, según el propio Jaime Rodríguez, es «donde BlaBlaCar puede marcar una diferencia». Según los datos de la compañía, en un fin de semana normal hay alrededor de 11.000 puntos de salida en España con viajes que incluso van más allá de nuestras fronteras.

Estos nuevos viajes, que convivirán con los habituales que podían publicar y seleccionar los usuarios de la plataforma, no tendrán aparejados incentivos para el conductor, que simplemente tendrá que decidir si quiere recoger pasajeros que le ayuden a cubrir los gastos del viaje. El coste para estos últimos tampoco cambiará y se mantendrán el sistema de tarifas actual.

BlaBlaCar, que también ha presentado un cambio de su logo y una aplicación renovada, lleva desde comienzos de este año realizando pruebas con estos nuevos trayectos en Brasil, Ucrania y Rusia, que han servido como banco de pruebas para un servicio que estará disponible desde este martes.

¿Nuevo rival para el Taxi?

La guerra que mantienen desde hace tiempo los taxistas contra Uber y Cabify puede tener un nuevo actor implicado: BlaBlaCar. La compañía francesa lleva tiempo realizando las pruebas de un nuevo servicio, bautizado como BlaBlaLines, que comunicará a viajeros que haga el mismo trayecto de manera recurrente para que compartan vehículo.

Es decir, que si alguien viaja desde una ciudad cercana hasta Madrid para trabajar, podrá encontrar a otra persona que realice un trayecto similar. Es un servicio similar al UberPool que la plataforma estadounidense ofrece en ciudades de todo el mundo.

Sin duda, de implantar algo así en España, se encontrarían con la oposición de un sector tan combativo y beligerante como es el taxi. En una ciudad como Madrid entran diariamente alrededor de un millón de coches que duermen fuera de la ciudad, por lo que el escenario sería perfecto para la implantación de un servicio que, advierten desde la compañía, todavía tardaría en llegar a nuestro país.

Además de los derivados técnicos de implantar algo así, hay que tener en cuenta los regulatorios. «Nos encantaría, y sería deseable, colaborar con la Administración local», explica el responsable de BlaBlaCar en Iberia y Alemania. «Ayudarían políticas públicas como incentivos al transporte público, reducciones en peajes o ayudas para aparcar en párkings públicos», ha señalado, apuntando a que su relación con los estamentos públicos es ahora «muy positivo» tras «las fricciones en los tribunales» de 2017.

Cambios tras un año de éxitos

El 2017 fue muy bueno para BlaBlaCar. «Fue el año en el que cambiamos nuestras prioridades», dice Jaime Rodríguez. «Hubo menos enfoque en la expansión internacional y más en la innovación», cuenta.

Lo cierto es que los usuarios no dejaron de crecer. La compañía está presente en 22 países de todo el mundo, en los que se reparten sus más de 60 millones de usuarios, 3,5 millones de ellos en España, con unas tasas de crecimiento que en algunos territorios alcanzan las dos cifras.

Sólo en diciembre del año pasado, se recorrieron más de 70 millones de kilómetros en BlaBlaCar sólo en España, un crecimiento superior al 18% respecto al mismo mes del 2016, y los meses con más viajes fueron octubre, agosto y diciembre.

Comentar ()