El copropietario y consejero delegado del grupo hotelero Riu, Luis Riu Güell, ha sido detenido en Miami (Estados Unidos) por un presunto caso de corrupción. El fiscal de Miami-Dade le acusa de haber ofrecido noches en sus hoteles de lujo a funcionarios locales a cambio de obtener facilidades para ejecutar una gran reforma en uno de sus establecimientos en Miami Beach.

Luis Riu viajó ayer mismo desde España a Miami para entregarse después de haber recibido la acusación. La Policía lo detuvo en el aeropuerto y lo llevó a un tribunal de Miami-Dade, que decretó orden de prisión eludible con una fianza de 20.000 dólares, según ha adelantado el Miami Herald.  El juez permite al directivo viajar fuera de Estados Unidos, para que vuelva a España o a cualquier país en los que tiene establecimientos la compañía, y ya ha sido liberado.

Entre los acusados del caso de corrupción figuran el propio Riu -que controla y codirige el grupo junto a su hermana, Carmen Riu-, el vicepresidente regional del grupo mallorquín, Alejandro Sánchez del Arco, y el ex director de Construcción de Miami Beach, Mariano Fernández, que es el que se habría beneficiado de los sobornos en especie a cambio de hacer la vista gorda en algunos trámites de la reforma en el hotel del grupo.

Todos ellos están acusados de los delitos de compensación ilegal y de confabulación para pagar compensación ilegal. El Departamento de Construcción de Miami Beach es el encargado de los permisos para la ejecución de obras. Tanto el antiguo director del departamento como el resto de empleados habrían recibido noches gratis o grandes descuentos en hoteles de México, República Dominicana y también en Miami a cambio de facilitar trámites en la reforma de Riu Plaza Miami Beach e incluso habrían permitido sortear multas.

“Nuestros ejecutivos son absolutamente inocentes de los cargos que se les imputan. Confiamos en que el sistema judicial de EEUU concluirá que estas acusaciones son totalmente infundadas, y nuestros ejecutivos desean impacientemente probar su inocencia”, explican fuentes de la compañía mallorquina.

La cadena subraya que la entrega de Riu fue pactada y en coordinación con las autoridades locales, porque el procedimiento legal exige que el acusado esté presente en el juzgado para la lectura de cargos. “El procedimiento completo fue cuestión de unas horas y el juez no les denegó el permiso para viajar. Ambos ejecutivos podrán seguir visitando los diferentes destinos internacionales de los hoteles RIU libremente. A partir de hoy mismo, Luis Riu retoma sus actividades normales”.