Economía

Guindos convencido de que el Eurogrupo le respaldará tras el 'pellizco' de la Eurocámara

Tras reunirse con los dos candidatos a la vicepresidencia del BCE, los europarlamentarios han considerado "más convincente" al actual gobernador del Banco de Irlanda, Philip Lane.

Guindos convencido de que el Eurogrupo le respaldará tras el voto en contra de la Eurocámara

El ministro español de Economía, Luis de Guindos, en el Congreso de los Diputados. EFE

La Eurocámara ha dado su veredicto. Y éste no es favorable para el ministro de economía español, Luis de Guindos. La mayoría de los miembros del Parlamento Europeo prefieren a su rival, el actual gobernador del Banco de Irlanda, Philip Lane, como próximo vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE).

«La mayoría de los grupos políticos consideraron la actuación del gobernador Lane más convincente. Algunos grupos expresaron reservas para el nombramiento del ministro De Guindos», reza el comunicado enviado por los europarlamentarios al Eurogrupo y hecho público por el presidente de la comisión de Asuntos Económicos del Parlamento Europeo, Roberto Gualteri.

La parte positiva para Guindos radica en que la valoración de los europarlamentarios es méramente consultiva y no condiciona la votación de los ministros de Finanzas y Economía de la eurozona (el Eurogrupo), que serán los que tendrán la última palabra -en la reunión del próximo lunes 19 de febrero- para determinar cuál será el candidato elegido para enfrentarse a la última fase antes del nombramiento oficial de nuevo número dos del banco central.

De hecho, fuentes próximas al ministro español aseguran que el ministro se muestra convencido de que será finalmente el elegido para ocupar estas responsabilidades, con independencia de la opinión emitida por los grupos de la Eurocámara. Guindos necesita contar con el apoyo de al menos 14 países de la Unión Europea que representen un mínimo del 65% de la población de la región. Hasta la fecha, Eslovaquia, Portugal y Malta ya han hecho explícito su apoyo al ministro español, mientras que el resto de países mantienen en secreto sus intenciones.

La opinión de la Eurocámara no es vinculante y no condicionará la decisión definitiva del Eurogrupo

Antes de comparecer este miércoles ante la Comisión de Asuntos Económicos del Parlamento Europeo, Guindos insistió ante los periodistas en que España cuenta con los apoyos suficientes para recuperar un «puesto muy importante», un asiento en el Comité Ejecutivo del BCE, «que se perdió en 2012 y nunca se debió perder». No obstante, prefirió mostrarse cauto antes que dar por sentada su elección ya que, afirmó, «los apoyos se tienen y no se tienen».

Tanto Guindos como Lane comparecieron en la tarde del miércoles ante los miembros de la comisión para defender su candidatura a la vicepresidencia del BCE, un puesto que queda vacante el próximo 1 de junio, cuando expire el mandato del actual número dos del banco central, Vítor Constancio.

Guindos defendió su validez amparándose en los logros de su gestión desde que tomó las riendas de la economía española a finales de 2011 y la experiencia acumulada en los últimos años la tener que enfrentarse a los profundos desafíos que han golpeado tanto a España como a la Unión Europea. Asimismo, el ministro español subrayó que la entrada de un perfil político como el suyo en el seno de la institución resultará útil al BCE a la hora de enfrentarse a los desafíos que debe afrontar en los próximo años.

Durante su intervención, Guindos fue inquirido por los europarlamentarios por cuestiones técnicas de la política monetaria, como su valoración de las posibles subidas de tipos que, se espera, el BCE tendrá que llevar a cabo en los próximos años, o la política de estímulos monetarios (QE) puesta en marcha desde 2015 para combatir los efectos de la crisis económica.

Los grupos en los que se engloban los partidos españoles de izquierda -Podemos, los socialistas y los verdes- fueron los que mostraron una postura más contraria a los intereses del ministro español, según fuentes conocedoras de la reunión. Más allá de las cualidades de uno u otro candidato, los europarlamentarios también expresaron su disconformidad por el hecho de que no se haya presentado a ninguna mujer como candidata al puesto. «La Comisión de Asuntos Económicos lamenta que no se hayan presentado candidatas femeninas, tal como se solicitó, y pide una representación de género más equilibrada en el BCE», reza el escrito enviado al presidente del Eurogrupo, Mario Centeno.

Guindos ha sido discutido por su marcado perfil político y su falta de experiencia en política monetaria

La candidatura de Guindos ha generado cierta controversia, al considerarse que su marcado perfil político, como ministro actualmente en activo, puede suponer una merma a la independencia de la que hace gala el banco central en todas sus decisiones. Asimismo, se discute su falta de experiencia en el ámbito de la política monetaria.

Fuentes próximas a Moncloa han precisado que si la Eurocámara se decantó por el candidato irlandés se debió a que los miembros españoles de los distintos grupos del Parlamento Europeo, con la excepción de los populares, presionaron para que sus respectivos votos fueran negativos.

En cualquier caso, este comunicado tan sólo representa una opinión preliminar porque el dictamen formal de la Eurocámara no llegará hasta el próximo 27 de febrero y se pronunciará únicamente sobre el candidato designado por el Eurogrupo el próximo lunes, 19 de febrero. Posteriormente tendrá que ser refrendado por el pleno de la Eurocámara, en principio a comienzos de marzo.

El BCE también tendrá que pronunciarse sobre el candidato, aunque, también en este caso, su criterio será tan sólo consultivo. Finalmente, el Consejo Europeo ratificará al elegido para el cargo a finales del próximo mes de marzo.

Comentar ()