Economía

EDP deja en manos de sus accionistas una fusión con Gas Natural Fenosa

La eléctrica portuguesa provisiona 42 millones ante la amenaza de revisión a la retribución de las actividades del sector en España

El presidente de EDP, Antonio Mexia, y la cúpula de la eléctrica portuguesa.

El presidente de EDP, Antonio Mexia, y la cúpula de la eléctrica portuguesa. europa press

El presidente ejecutivo de EDP, Antonio Mexia, ha asegurado que cualquier posibilidad de fusión en el futuro entre Gas Natural Fenosa y la portuguesa es una decisión que está en manos de los accionistas de ambas compañías. En rueda de prensa para presentar los resultados del grupo correspondientes al ejercicio 2017, Mexia subrayó que el reciente vuelco en el accionariado de Gas Natural Fenosa, con la salida de un socio histórico de la gasista como Repsol con la venta de su participación del 20% del capital al fondo CVC y Corporación Financiera Alba, «no es relevante y es un problema de Gas Natural Fenosa».

El presidente de EDP, reelegido recientemente en el cargo de primer ejecutivo, no quiso así hacer comentarios respecto a los cambios en Gas Natural Fenosa, tanto en su accionariado como en su cúpula, con el relevo en la presidencia de Isidro Fainé por Francisco Reynés, y subrayó que la respuesta respecto a cuál puede ser el futuro para ambas compañías «es de libro»: «Hoy y mañana la respuesta es de libro. Es una decisión de accionistas. No vamos a comentar nada, ya que es una decisión de accionistas y no tenemos que estar involucrados en esto».

Por otra parte, la compañía portuguesa ha decidido protegerse de la incertidumbre regulatoria en España, ante la amenaza de una revisión de la retribución a las actividades del sector, con unas provisiones totales de 42 millones de euros. A este respecto, el consejero delegado de EDP España, Miguel Stilwell, consideró que el grupo ha provisionado «de forma prudente» este importe, ya que existe un informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) «que propone hacer un cambio en las reglas».

Estabilidad y carbón

No obstante, el ejecutivo del grupo luso en España pidió al Gobierno «estabilidad» en lo que respecta al marco regulatorio, ya que «lo importante es mantener las reglas y la estabilidad».

Asimismo, Stilwell consideró «importante» el papel del carbón en una transición «suave y acertada», donde la compañía ha realizado ya las inversiones necesarias para alargar hasta 2030 la vida de sus centrales térmicas de Aboño 2 y Soto 3.

El grupo cuenta también con la central de Aboño 1, en la que no realizará las inversiones necesarias y que, por tanto, cerrará de «forma natural». Aún así, Stilwell defendió la aplicación de un modelo de subastas para alargar la vida de las centrales, sean de la tecnología que sean, que sean necesarias para respaldo. «Hacemos la subasta y vemos que centrales son competitivas y las que no lo son se quedan fuera», dijo.

‘Marcas blancas’ para el mercado regulado

Por otra parte, el consejero delegado de EDP España pidió que todas las empresas funcionen en el mercado regulado bajo una «marca blanca», para evitar así la ventaja competitiva con la que parten las grandes empresas del sector eléctrico (Iberdrola, Endesa o Gas Natural Fenosa).

De esta manera, Stilwell subrayó que EDP quiere «crecer en España», aunque subrayó que existe «una fuerza muy importante de los considerados incumbentes». «Pedimos una ‘marca blanca’ en la tarifa regulada, que no tenga nada que ver con su empresa de origen. Sin su marca, sin su logo», dijo.

Comentar ()