Las dos principales asociaciones de empresarios, Cepyme y CEOE, han mostrado su rechazo a la huelga feminista del 8 de marzo, señalando que no “parece el mecanismo más idóneo para la consecución de acuerdos” en un momento en el que sindicatos y ambas organizaciones están negociando los Acuerdo de Empleo y Negociación Colectiva (AENC).

Según las agrupaciones la huelga feminista convocada por los diferentes sindicatos, con UGT y CCOO pidiendo paros por la mañana, y CNT durante todo el día, dificulta el diálogo entre ambas partes y es “muy inoportuna”, según una nota interna que ha publicado Expansión.

CEOE y Cepyme han animado a todos los negocios a mantener abiertas sus puertas, y han recordado que el derecho al trabajo está recogido en la Constitución. Del mismo modo, recuerdan que la labor de los piquetes debe ser meramente informativa,

La nota interna de los empresarios contrasta con las palabras del presidente del Círculo de Empresarios, Javier Vega de Seoane, que se ha mostrado partidario de la huelga feminista porque “está bien que se llame la atención” sobre la cuestión.

“¿Cómo no voy a estar de acuerdo” ha dicho, afirmando que en materia de brecha salaria la situación es “manifiestamente mejorable”, pero que “vamos en la buena dirección”.

La brecha salarial es “estadística”

La presidenta de la Comisión de Igualdad de la CEOE, Val Díez, ha asegurado este miércoles que la brecha salarial es un “resultado estadístico” y que lo que existe es una diferencia en la trayectoria laboral de mujeres y hombres.

En un encuentro de mujeres empresarias con jóvenes estudiantes de bachillerato, la representante de la patronal ha afirmado que la realidad es que un hombre y una mujer “tienen que ganar lo mismo por el mismo trabajo” y que, de haber discriminación, las mujeres pueden acudir a los tribunales y que obtendrán una sentencia favorable.

La brecha salarial es resultado estadístico fruto de los pluses, ha asegurado Díez, quien ha destacado la antigüedad porque los hombres llevan más tiempo trabajando, así como la nocturnidad o la peligrosidad, complementos en puestos muy masculinizados.

Por otro lado, ha señalado que son las mujeres quienes más solicitan reducciones de jornada “por la desigual distribución de los roles”, así como una menor presencia femenina en carreras técnicas, puestos directivos o que exijan movilidad.

Por ese motivo, la encargada de igualdad ha querido desterrar la “mentira” de que, a final de año, las mujeres pasan casi dos meses trabajando gratis. Con respecto a la maternidad, Díez ha defendido que las jóvenes sean madres cuanto antes, ya que al inicio de su carrera laboral no se están jugando nada.