El Banco Central Europeo (BCE) da un nuevo giro a la llave de los estímulos para acercarlos a su fin. La institución que preside Mario Draghi ha adoptado un cambio significativo en su comunicado posterior a la reunión que ha mantenido este jueves.

Como era previsible, el banco central de la eurozona ha mantenido sin cambios las piezas principales de su política monetaria: el plan de compra de deuda (QE) a un ritmo de 30.000 millones de euros al mes, hasta el próximo septiembre; los tipos de interés en el 0%; y el tipo de la facilidad de depósito en el -0,4%.

Pero en el mensaje emitido este jueves ha desaparecido la que había sido una pieza fundamental en sus comunicados anteriores: el aviso de que, si fuera preciso, podría ampliar el QE en tamaño y duración. “Si las perspectivas fueran menos favorables, o si las condiciones financieras fueran incompatibles con el progreso del ajuste sostenido de la senda de inflación, el Consejo de Gobierno está preparado para ampliar el volumen y/o la duración del programa de compras de activos”, rezaba el mensaje del pasado enero, que ahora ha sido eliminado.

El cambio en el discurso del BCE parece anticipar un próximo fin de los estímulos

Este cambio representa un paso claro en la estrategia de salida del BCE, para poner fin a años de políticas de estímulo extraordinarias. Desde hace meses, en el seno del banco central se viene debatiendo la conveniencia de ir ajustando el discurso para que el mercado se prepare para un próximo fin de las compras de deuda y el inicio de la normalización monetaria.

El presidente del Bundesbank, Jens Weidmann, abogaba recientemente por fijar una fecha clara al fin del QE, que, en su opinión, debería tener lugar en 2018. Sin embargo hasta la fecha, tanto Draghi como los miembros más favorables a la continuidad de los estímulos -los conocidos como palomas- se han negado a marcar un plazo determinado que, en su opinión, limitaría el margen de actuación del BCE.

Ahora, sin embargo, el banco central se cierra la opción de ampliar el monto del programa de compra de deuda, mostrando su creciente confianza en la evolución de la economía y a pesar de la debilidad que sigue reflejando la inflación.

“La clave es que el BCE ha dejado de hablar sobre hacer más si empeoran las condiciones económicas y financieras. Es un reconocimiento tácito de que la previsión económica en Europa es más prometedora de lo que era”, observa James Athey, gestor en Aberdeen Standard Investments, quien sin embargo considera que se trata de un paso minúsculo.

El comunicado fue sucedido por un ligero repunte del euro, que recupera el nivel de los 1,24 dólares y de las rentabilidades de la deuda, con el bono a 10 años remontando cuatro puntos básicos hasta el 0,69%, su mayor nivel en dos semanas.

Sin embargo, en la rueda de prensa posterior, Draghi mitigó cualquier sensación de urgencia respecto a una retirada de estímulos, lo que acabó anulando el repunte del euro y de los tipos de la deuda.

El BCE anunció una ligera mejora de la previsión de crecimiento en la eurozona en 2018, hasta el 2,5%, pero, al mismo tiempo, alejó la posibilidad de una mejora significativa de la deuda hasta 2020. Por esa razón, el presidente de la institución insistió en el que banco central sigue preparado para alargar más allá de septiembre el plan de compra de deudas si resultara necesario.

Guindos será un compañero estupendo

Draghi también aprovechó su comparecencia para felicitar al hasta ahora ministro español Luis de Guindos por su virtual nombramiento como vicepresidente del BCE. El banco central se pronunció este miércoles a favor de su candidatura, reconociendo que cuenta con el prestigio y la experiencia requeridos para el puesto.

Tras esto, el nombramiento oficial de Guindos queda pendiente del Consejo Europeo, que se espera que lo ejecute el próximo 22 o 23 de marzo. El español asumiría la vicepresidencia del BCE el 1 de junio, cuando expira el mandato del actual número dos del BCE, el portugués Vítor Constancio. Así, este jueves Draghi ha insistido en su convicción de que “Guindos será un compañero estupendo para todos”.