Economía

Telefónica despeja el camino para sacar a bolsa su filial británica O2

Reino Unido arrancará la próxima semana la subasta de espectro de móvil, a cuyo resultado espera el grupo español para fijar la valoración a su subsidiaria.

El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete.

El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete. ep

Telefónica ve cómo se le empieza a despejar el camino hacia la futura salida a bolsa de su filial británica O2. El grupo español decidió posponer la colocación hasta la celebración de la subasta de nuevo espectro de comunicaciones móviles en Reino Unido. “Hasta que se celebre la subasta no sabremos cuánto vale realmente O2”, se ha venido insistiendo desde Telefónica en los últimos meses. Pues la compañía ya está muy cerca de saber cuánto vale su filial.

La puja de móvil arrancará la próxima semana, aunque se puede alargar durante varias semanas más. Ofcom, el regulador británico de telecomunicaciones, ha fijado el 20 de marzo como fecha de inicio de la subasta de espectro para las bandas de 2,3 y 3,4 GHz, que será clave para el desarrollo de la nueva tecnología móvil 5G.

La subasta, inicialmente prevista para el pasado otoño, había encallado hasta ahora por la presentación de recursos por varias de las compañías participantes contra las condiciones fijadas.  BT y Hutchinson recurrieron ante los tribunales británicos la fijación de límites en la adjudicación de espectro. La batalla legal no quedó despejada por completo hasta el mes pasado, con la desestimación de la última apelación.

Seis compañías han confirmado que participarán en la subasta de espectro: Telefónica UK (O2), Vodafone, Hutchison 3G UK, BT/EE, Connexin y Airspan Spectrum. El resultado de la subasta determinará la valorar que Telefónica le pueda dar a O2 de cara a la colocación de una participación minoritaria en bolsa.

El presidente de Telefónica, José María Álvarez Pallete, confirmó en la rueda de prensa de presentación de resultados financieros anuales que seguía en pie el plan de sacar a bolsa su filial O2. “El plan en Reino Unido no cambia y preparamos O2 para una posible salida a bolsa”, sentenció Pallete.

“La prioridad es acudir a la subasta del espectro para presentarnos ante los inversores con los deberes hechos”. En cualquier caso, la teleco española insiste en que no maneja plazos concretos para la operación: “No hay urgencia, no hay plazos. Lo haremos cuando el mercado tenga las mejores condiciones”. Pero se hará.

Telefónica se ha volcado en una estrategia para reducir deuda con el objetivo de sanear el balance y garantizar el rating que le conceden las agencias de calificación. La compañía cerró 2017 con una deuda de 44.230 millones, tras un fuerte recorte de 4.365 millones durante el año. La colocación en bolsa de parte de O2 es uno de los movimientos para seguir recortándola, aunque la compañía esté centrada en su reducción a través de generación de caja con sus negocios.

El grupo presidido por José María Álvarez Pallete llegó a pactar la venta de su filial británica, pero la Comisión Europea vetó la venta de O2 al grupo Hutchinson por problemas de competencia. Ahora la compañía española pretende poner en valor su negocio británico con la salida a bolsa.

Te puede interesar

Comentar ()