EconomíaDebate sobre el futuro de las pensiones

Rajoy anuncia una subida de las pensiones mínimas y ve “razonable” llegar al IPC

Condiciona la mejora de las pensiones a que los grupos apoyen las cuentas para el próximo año

logo
Rajoy anuncia una subida de las pensiones mínimas y ve “razonable” llegar al IPC
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, momentos antes de su comparecencia hoy en el pleno del Congreso para explicar las propuestas del Ejecutivo en materia de pensiones y para la sostenibilidad del Sistema de la Seguridad Social.

Mariano Rajoy, en el pleno del Congreso sobre pensiones. EFE

Resumen:

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado este miércoles que planteará en el marco de los Presupuestos de 2018 una mejora de las pensiones mínimas y de viudedad en 2018. Más aún, ha considerado “razonable” que esa subida de las más bajas alcance el IPC, pero se ha negado a volver a indexar con carácter general el conjunto de las pensiones. Además, ha avanzado que el Ejecutivo tratará de concentrar las ayudas en el IRPF para pensionistas y familias, introduciendo estímulos al envejecimiento activo, y continuar con la lucha contra el fraude en el empleo. De esta forma, Rajoy ha condicionado una eventual mejora selectiva de las pensiones a que el resto de los grupos parlamentarios apoyen las cuentas para el próximo año.

El jefe del Ejecutivo le ha apuesto fecha. Según ha insistido, su intención es presentar los Presupuestos el próximo 23 de marzo para buscar antes de hablar de posibles mejoras, un entorno de “estabilidad y confianza”. “Es en el contexto de esos Presupuestos donde podremos hablar de las mejoras posibles para el bienestar de los españoles, también en materia de pensiones”, ha dicho, para añadir: “Es en el marco de ese debate donde debemos valorar qué decisiones queremos tomar sobre ingresos tributarios y sobre gastos sociales”.

Más allá de estas promesas generales, Rajoy ha rechazado de plano volver a vincular las pensiones al IPC, como le pedía la oposición en bloque, y ha fiado toda mejora de las pensiones a la evolución de la economía y el empleo. Según ha dicho, ese esfuerzo adicional que puede hacerse dentro de los Presupuestos debe ser “responsable” y “debe respetar el procedimiento general de revalorización. […] La sostenibilidad de nuestro sistema de pensiones y el importe de las mismas dependen del empleo”.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado este miércoles que planteará en el marco de los Presupuestos de 2018 una mejora de las pensiones mínimas y de viudedad en 2018. Más aún, ha considerado “razonable” que esa subida de las más bajas alcanzara el IPC, pero se ha negado a volver a indexar con carácter general el conjunto de las pensiones. Además, ha avanzado que el Ejecutivo tratará de concentrar las ayudas en el IRPF para pensionistas y familias, introduciendo estímulos al envejecimiento activo, y continuar con la lucha contra el fraude en el empleo. De esta forma, Rajoy ha condicionado una eventual mejora selectiva de las pensiones, circunscrita a 2018, a que el resto de los grupos parlamentarios apoyen las cuentas públicas de este año. A futuro, ha insistido en que todo lo que se haga debe consensuarse en el Pacto de Toledo.

El jefe del Ejecutivo le ha puesto fecha a los Presupuestos. Según ha insistido, su intención es presentar los Presupuestos el próximo 23 de marzo para buscar antes de hablar de posibles mejoras, un entorno de “estabilidad y confianza”. “Es en el contexto de esos Presupuestos donde podremos hablar de las mejoras posibles para el bienestar de los españoles, también en materia de pensiones”, ha dicho, para añadir: “Es en el marco de ese debate donde debemos valorar qué decisiones queremos tomar sobre ingresos tributarios y sobre gastos sociales”.

De este modo, Rajoy ha movido el epicentro del debate de las pensiones al ruedo de los Presupuestos, un escenario en el que también querían colocarlo Ciudadanos.

Sin embargo, más allá de estas promesas generales, Rajoy ha irechazado de plano volver a deshacer el camino de las reformas de 2011 y 2013 y volver a establecer como fórmula general a presente y futuro la vinculación de todas las pensiones con el IPC, como le pedía la oposición en bloque, y ha fiado toda mejora de las prestaciones a la evolución de la economía y el empleo. Según ha dicho, ese esfuerzo adicional que puede hacerse dentro de los Presupuestos debe ser “responsable” y “debe respetar el procedimiento general de revalorización. […] La sostenibilidad de nuestro sistema de pensiones y el importe de las mismas dependen del empleo”.

Pocas novedades

A primera vista, el anuncio de Rajoy ha sonado como una batería de novedades. Sin embargo, antes de conocer los detalles, cabe recordar que el Gobierno ya ha venido desgranando en los últimos meses algunas mejoras de las pensiones en línea con las mencionadas por Rajoy. Por ejemplo, el Gobierno prevé aprobar de forma inminente una subida de las pensiones de viudedad para mayores de 65 años con menores ingresos –alrededor de un millón de personas–, con un impacto presupuestario de más de 1.500 millones de euros hasta 2019.

Además, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ya ha avanzado deducciones en el IRPF para personas mayores con rentas bajas, y también beneficios fiscales para quien decida seguir trabajando en lugar de jubilarse.

Sin embargo, en el caso de las pensiones mínimas, se trata de una nueva ventana. En todo caso, los grupos PDeCAT y PNV propusieron en la última reunión del Pacto de Toledo la posibilidad de vincular las pensiones mínimas al IPC al menos en tiempos de crisis. Al respecto, Rajoy no ha dado más detalles.

No hay marcha atrás

No obstante,  Rajoy ha planteado el debate monográfico sobre pensiones en el Congreso de los Diputados como una llamada al diálogo dentro del perímetro del Pacto de Toledo y sobre un diagnóstico “real” de la situación de la Seguridad Social –no ha escatimado en cifras y estadísticas–, más allá de mensajes alarmistas y “demagógicos”. Y también ha sido firme al rechazar una vuelta a la indexación de las pensiones.

Pese a que en la comisión permanente de las pensiones se ha dado una postura mayoritaria favorable a, cuanto menos, revisar la fórmula de revalorización de las pensiones, Rajoy ha asegurado que “el Pacto de Toledo requiere un nuevo impulso, no una rectificación”, a lo que ha añadido: “Propongo seguir y no dar marcha atrás en ninguna de las reformas que se han hecho en democracia”.

De esta forma, Rajoy ha cerrado la puerta a volver a vincular las pensiones con el IPC y además ha defendido la aplicación del Factor de Sostenibilidad a partir del 1 de enero, para salvaguardar las pensiones futuras moderando su cuantía a medida que aumenta la esperanza de vida. Según ha dicho, el factor de sostenibilidad “no es otra cosa que ser solidarios en el futuro con quienes están siendo solidarios en el presente”.

Así pues, Rajoy ha resumido su intervención indicando que los grandes peligros para las pensiones son “el paro y la demagogia” y ha remachado que “lo más justo es lo más económicamente eficiente”.