Los secretarios generales de UGT y CCOO, Pepe Álvarez y Unai Sordo, respectivamente, han advertido al Gobierno este sábado que, si sigue sin escuchar lo que sucede en las calles y no toma medidas para fomentar un reparto de la riqueza más justo, se va a producir un «estallido social» y una creciente movilización.

España crece, pero esa riqueza no se distribuye entre la mayoría social», ha asegurado Sordo, que ha insistido en que son los pensionistas y los trabajadores los que están todavía pagando las políticas «austericidas» llevadas a cabo durante la crisis.

«No se pueden seguir alargando las medidas de la crisis porque va a haber un estallido social y una creciente movilización», ha añadido el líder sindical, que ha augurado que la gente joven también va a salir a la calle porque quiere garantías para su pensión futura.

Álvarez, por su parte, ha asegurado que «las decenas de miles de personas que están desafiando hoy el tiempo en Madrid» no van a aceptar que la subida de su pensión se quede en el 0,25 %.

«El país crece más del 3 %, las empresas tienen beneficios grandiosos y las pensiones están congeladas», ha incidido Álvarez, que ha afirmado que no hay ninguna razón para no recuperar el poder adquisitivo de las pensiones para que vuelvan a la senda que el Gobierno cambió unilateralmente en 2013 al desligar su subida de la evolución de la inflación, informa Efe.

Con algo de retraso y bajo una intensa lluvia ha arrancado esta mañana en Madrid la manifestación por unas pensiones dignas convocada por la Mesa Estatal por el Blindaje de las Pensiones (MERP), a la que han acudido miles de personas.

La cabecera ha iniciado la marcha desde la Puerta del Sol por la Calle Carretas tras la pancarta de la MERP con el lema «Blindemos las pensiones en la Constitución», donde se encontraban los portavoces de la asociación, así como personalidades del mundo de la cultura como el músico Miguel Ríos o los escritores Elvira Lindo y Antonio Muñoz Molina.

Tras ellos han marchado otros movimientos ciudadanos entre los que se encuentra el Movimiento Feminista de Madrid o el grupo Recortes Cero. «Ni el agua ni el viento detiene el movimiento», es una de las consignas coreadas por los manifestantes, que también han gritado «No quedan pensiones para jubilados, pero cómo gastan los despachos del Estado» o «Más pensiones y menos ladrones».

En total, más de un centenar de concentraciones recorrerán este sábado toda el país para exigir su revalorización conforme a la evolución del Índice de Precios de Consumo (IPC).

Manifiesto a cargo de Miguel Ríos y Ana Belén

Los cantantes Ana Belén, Miguel Ríos y Víctor Manuel han sido los encargados de leer el manifiesto que ponía fin a la marcha. «Atacar las pensiones públicas es atacar a todas la sociedad», ha expresado Ana Belén entre gritos de «Sí se puede». «Claro que se puede», ha respondido a la multitud, a la vez que ha pedido que se evite la «privatización de las pensiones y la degradación del poder adquisitivo».

Las pensiones «son uno de los pilares de nuestra sociedad» y así lo ha expresado Miguel Ríos, que, como Víctor Manuel, ha solicitado a los gobernantes que se blinden las pensiones en la Constitución y que se revaloricen.

No han sido los únicos en participar en el manifiesto. Personas del mundo de la cultura como María Botto, de la política como Joan Baldoví y otros colectivos han querido dar su voz para defender el derecho a las pensiones dignas.

Todas las organizaciones convocantes han llamado a participar en estos actos de protesta, que dan continuidad a las manifestaciones que se celebraron el pasado 22 de febrero y que tuvieron su máxima expresión en Madrid, donde los jubilados y pensionistas que salieron a la calle llegaron a cortar el tráfico frente a las puertas del Congreso de los Diputados.

Los sindicatos CC.OO. y UGT, convocantes de muchos de los actos que se celebrarán hoy, se quejan de que el Gobierno «empobrezca» a los pensionistas, con una subida «de mierda» del 0,25%, muy inferior a lo que están aumentando los precios y al ritmo de crecimiento de la economía española.

«Es necesario exigir un modelo público de pensiones eficaz, eficiente y viable, algo que es incompatible con la reforma que el Partido Popular aprobó en solitario en 2013, con un índice de revalorización y un factor de sostenibilidad que llevan implícitos el recorte de las pensiones a corto y medio plazo», han advertido los sindicatos, que continuarán con las protestas hasta que el Gobierno atienda sus reivindicaciones.

La mayor parte de los convocantes de los actos de hoy se muestran a favor de derogar la reforma de 2013, aumentar el poder adquisitivo de los pensionistas y garantizar la viabilidad del sistema público de pensiones en el marco del Pacto de Toledo.