La campaña de Semana Santa ha dado un fuerte empujón al empleo. El tirón de la hostelería y el turismo ha llevado a la Seguridad Social a superar la cota de los 18,5 millones de afiliados en marzo. Es la primera vez que se alcanza ese hito desde de 2008. Es decir, desde el inicio de la crisis económica.

Según la información proporcionada por el Ministerio de Empleo, en términos mensuales la afiliación aumentó en 138.573 personas, «muy por encima de la media los últimos 10 años» (66.316). «Desde febrero de 2013, se han recuperado 2.351.341 afiliados, el 70,4% del empleo destruido», precisa el Gobierno. En términos interanuales, marzo cerró con una media de 592.081 afiliados más, lo que supone un alza de 3,31 % más

A lo largo del mes de marzo, el paro bajó en 47.697 personas. El desempleo se sitúa así en 3.422.551 personas, por lo que se mantiene en el nivel más bajo de los últimos 9 años. En los últimos 12 meses, el paro ha disminuido en 279.766 personas.

Los servicios, a la cabeza

Que la mejoría del empleo y el descenso del paro están ligados a los empleos vacacionales lo demuestran varios datos. Para empezar, la mayor parte del recorte del desempleo lo acapara el sector servicios, donde el número de parados cayó en 52.905 personas. Descendió ligeramente en la industria (1.671); sin embargo, se incrementó en la construcción (1.592) y en la agricultura (449).

Un dato más: lo que tiró con fuerza en marzo fue la contratación temporal. Del total de contratos realizados en marzo, 193.448 fueron indefinidos (19.161 más) y 1.453.398 temporales (81.283 más). El número de contratos registrados durante marzo fue de 1.646.846, lo que representa un aumento de 100.444 respecto a febrero, pero un descenso de 85.927 respecto a tercer mes del año 2017.

Y una última cifra: los afiliados crecieron en la mayoría de los sectores económicos,  pero, sobre todo, en la hostelería (58.612 afiliados más). También experimentó un incremento significativo la educación, con 17.371 ocupados más.

Desequilibrios por sexos

El descenso del paro benefició más a las mujeres, pero sólo en comparación con el mes anterior. Además, la tasa de desempleo femenina sigue siendo muy superior a la masculina. El desempleo entre los hombres se situó en 1.454.120 personas, al bajar en 18.250 respecto a febrero. En el caso de las mujeres, quedó en 1.968.431, al disminuir en 29.447.

En términos interanuales, las cifras también son negativas para la población trabajadora femenina. El paro se redujo más entre los hombres (161.818 menos) que entre las mujeres (117.948 menos), al comparar marzo de 2018 y de 2017.

Ocupación por CCAA

La cifra de afiliados subió en marzo en todas las comunidades autónomas excepto en Castilla-La Mancha, donde descendió en 219 personas. No obstante, los mayores incrementos de afiliados se dieron en Cataluña con 28.918 ocupados más, en Baleares con 25.445 más y en Madrid con 17.073 más.

En relación con el año pasado, destaca el buen comportamiento del régimen general, que incorporó 583.228 trabajadores, un 3,82 % más, y del régimen de autónomos, que aumentó en 33.646 ocupados, un 1,05 % más.

En términos anuales, en marzo, los afiliados aumentaron en todas la comunidades autónomas, si bien destacan los incrementos de Madrid (117.059), Cataluña (108.752) y Andalucía (83.587), informa Efe.