La Policía Nacional ha detenido a Hervé Falciani en Madrid atendiendo a la orden emitida por las autoridades judiciales suizas. Sobre el conocido informático de origen italo-francés pesaba una reclamación del país helvético, que solicitaba a España su extradición para que cumpla una condena en firme de cinco años.

Según ha confirmado la Policía Nacional, Falciani ha sido arrestado por agentes del Grupo de Localización de Fugitivos Internacionales de la Comisaría General de Policía Judicial de la Policía Nacional en cumplimiento de la orden internacional de detención para su extradición dictada por las autoridades suizas el pasado 19 de marzo. Fuentes consultadas por El Independiente aseguran que el detenido ha solicitado el habeas corpus.

La condena para cuyo cumplimiento ha sido reclamado por Suiza está relacionada con su intento de filtrar datos de las sucursales en el Líbano de las entidades Byblos Bank, FFA Private Bank, Societé Generale de Banque, BNP paribas y Bloom Bank, así como de la División Nacional de Investigaciones Financieras de Francia, del Bundesnachirchtendienst de Alemania y de la Secretaría de Estado de asuntos Exteriores de la Commonwealth en el Reino Unido.

El informático que desveló a más de 120.000 evasores fiscales pasará este jueves a disposición del juez de la Audiencia Nacional García-Castellón

Según detalla la orden tramitada por Suiza, a la que ha tenido acceso Efe, Falciani viajó a Líbano con el fin de ofrecer datos bancarios de clientes a varias entidades en Beirut. Para ello se habría presentado con una identidad falsa -Rubén Alchidiack- y en calidad de jefe de ventas de Parlova, una empresa ficticia domiciliada en Hong Kong y con despacho de representación en Suiza. Su objetivo habría sido vender datos obtenidos por su condición de empleado del HSBC que permitían identificar al cliente, estimar su fortuna y definir su perfil de inversor.

El detenido pasará este jueves a disposición del titular del Juzgado Central de Instrucción 6 de la Audiencia Nacional, Manuel García-Castellón. La entrega solicitada por Suiza será denegada si se considera que los hechos por los que es reclamado son los mismos por los que España ya denegó su extradición hace cinco años.

El ex empleado del HSBC en Ginebra es el ‘padre’ de la conocida como lista Falciani, un documento que incluye los datos de más de 120.000 contribuyentes de más de 200 países que habrían evadido centenares de millones de euros en impuestos.

Cartel de la jornada en la que debía participar Falciani este miércoles en Madrid.

El ex ingeniero de sistemas del banco HSBC Private Bank debía participar este miércoles en Madrid en una jornada-debate titulada Cuando decir la verdad es heroico: sacando a la luz las guaridas fiscales, organizado por la Plataforma por la Justicia Social en la sede de la Universidad Pontificia de Comillas en la capital.

No es la primera vez que Falciani ha sido detenido en España. Ya fue arrestado el 1 de julio de 2012 en el puerto de Barcelona en virtud de la orden tramitada por Suiza por la supuesta comisión de delitos contra el servicio de inteligencia económica, sustracción de información y violación del secreto comercial y bancario.

Falciani ya fue detenido en Barcelona en 2012, pero la Fiscalía de la Audiencia Nacional rechazó la extradición al no cumplirse el requisito de la doble incriminación

Atendiendo a la colaboración de Falciani en la investigación de delitos de blanqueo de dinero y de financiación del terrorismo, la Fiscalía de la Audiencia Nacional rechazó la petición de extradición cursada por las autoridades judiciales helvéticas al ser reclamado por la presunta violación de un delito de violación del secreto bancario, figura que no tiene correspondencia en España.

En la vista de extradición celebrada en la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional el 14 de abril de 2013, la fiscal Dolores Delgado cimentó su oposición recordando que España se había beneficiado de la colaboración brindada por la persona reclamada «de una forma histórica» y que la Agencia Tributaria recaudó unos 250 millones merced a los datos aportados por Falciani.