EconomíaPresupuesto Generales del Estado 2018

El PSOE ofrece subvenciones por contratar a universitarios para que trabajen ‘de lo suyo’

Los socialistas proponen subvencionar los costes salariales, también para jóvenes con ciclos de grado medio de formación profesional o que hayan cursado certificados de profesionalidad

logo
El PSOE ofrece subvenciones por contratar a universitarios para que trabajen ‘de lo suyo’
El secretario general del PSOE. Pedro Sánchez, fotgrafiándose con un joven.

El secretario general del PSOE. Pedro Sánchez, fotgrafiándose con un joven.

Resumen:

El ‘tengo suerte porque trabajo de lo mío’ ha sido un clásico del mercado laboral español, en el que han convivido la idealización de la formación universitaria y el tirón, en cambio, de sectores intensivos en mano de obra y caracterizados más bien por la mano de obra poco cualificada, como la construcción o los servicios.

Esta coletilla ha resonado aún más en los tiempos más duros de la crisis, cuando el ‘privilegio’ pasó a ser sencillamente tener un empleo. Aún hoy, más de medio millón de trabajadores con estudios superiores desempeña empleos para los que están sobrecualificados o trabajan con un horario inferior al que desearían, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

En las filas del PSOE se entiende que esta realidad puede suponer un desincentivo a la formación, lo que alejaría a España de la pretendida economía del conocimiento. Por ello, entre tanto debate sobre los ansiados contratos indefinidos y los bajos salarios, los socialistas han incluido en su Presupuesto alternativo para 2018 una propuesta que se dirige directamente a este colectivo de subempleados: el objetivo es que al menos 13.300 jóvenes puedan trabajar ‘de lo suyo’.

Para ello, se compromete a subvencionar los costes salariales totales de estos trabajadores durante nueve meses a las empresas que los contraten.

El ‘tengo suerte porque trabajo de lo mío’ ha sido un clásico del mercado laboral español, en el que han convivido la idealización de la formación universitaria y el tirón, en cambio, de sectores intensivos en mano de obra y caracterizados más bien por la mano de obra poco cualificada, como la construcción o los servicios.

Esta coletilla ha resonado aún más en los tiempos más duros de la crisis, cuando el ‘privilegio’ pasó a ser sencillamente tener un empleo. Aún hoy, más de medio millón de trabajadores con estudios superiores desempeña empleos para los que están sobrecualificados o trabajan con un horario inferior al que desearían, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

En las filas del PSOE se entiende que esta realidad puede suponer un desincentivo a la formación, lo que alejaría a España de la pretendida economía del conocimiento. Por ello, entre tanto debate sobre los ansiados contratos indefinidos y los bajos salarios, los socialistas han incluido en su Presupuesto alternativo para 2018 una propuesta que se dirige directamente a este colectivo de subempleados: el objetivo es que al menos 13.300 jóvenes puedan trabajar ‘de lo suyo’. Para ello, se compromete a subvencionar los costes salariales totales de estos trabajadores durante nueve meses a las empresas que los contraten.

Los socialistas enmarcan la propuesta en el programa de Garantía Juvenil, por el que se pretende que todos los jóvenes menores de 25 años que acaben sus estudios tengan en el plazo de meses al menos una oferta de empleo o de formación activa. Este programa, que cuenta con financiación europea, cuenta en el Presupuesto para 2018 de 500 millones de euros, a partir de los que los socialistas quieren emplear hasta 300 para hacer converger vocaciones y empleos.

El PSOE considera “vital” recompensar la formación

“Resulta vital que los jóvenes sepan que la formación debe tener una recompensa en el ámbito laboral”, afirma el presupuesto detallado del PSOE al que ha tenido acceso El Independiente. Concretamente, el texto propone subvencionar los costes salariales totales, que incluyen las cotizaciones a la Seguridad Social, cuando se contrate a jóvenes con estudios superiores (estudios universitarios o ciclos de formación de grado superior), ciclos de grado medio de formación profesional o que hayan cursado certificados de profesionalidad, en entidades locales y el sector público de las comunidades autónomas.

El PSOE ofrece esta subvención durante nueve meses siempre que “el empleo esté directamente relacionado con sus estudios”.

Los 13.300 privilegiados

Bajo estos supuestos, el PSOE estima que el coste por cada uno de los trabajadores subvencionados alcanzaría los 2.500 euros mensuales (se trata de una aproximación del coste medio laboral), lo que equivale a 22.500 euros por joven (durante nueve meses).

Puesto que el presupuesto que los socialistas quieren destinar a esta medida es de 300 millones de euros, el montante total de beneficiarios sería de 13.300 jóvenes.