Economía

Telefónica se prepara para hacer caja con las salidas a bolsa en Argentina y Reino Unido

logo
Telefónica se prepara para hacer caja con las salidas a bolsa en Argentina y Reino Unido
El presidente de Telefónica, José María Álvarez Pallete.

El presidente de Telefónica, José María Álvarez Pallete. europa press

Resumen:

Fue el propio presidente de Telefónica, José María Álvarez Pallete, quien en la presentación de los resultados financieros anuales confirmó que el grupo estudiaba diferentes fórmulas para poner en valor algunas de sus filiales -singularmente salidas a bolsa- y, con ello, hacer caja para seguir con el proceso de reducir el endeudamiento.

 

La asamblea general de Telefónica Argentina ha dado hoy el visto bueno a una posible salida a bolsa de la compañía. Los planes de la multinacional, aún por concretar de manera formal, pasarían por una colocación de parte del capital en la bolsa argentina y probablemente también en Estados Unidos.

En paralelo, Telefónica ha despejado también el camino para la salida a bolsa de su filial británica O2. La compañía presidida por Álvarez Pallete fue hace dos semanas la mayor adjudicataria de la subasta de espectro en Reino Unido para desarrollar las comunicaciones 4G y 5G y en la que invirtió 523 millones de dlibras (unos 600 millones de euros). El resultado de la subasta era crucial para Telefónica para poder valorar y poner en valor su filial británica.

Telefónica se ha volcado en una estrategia para reducir endeudamiento con el objetivo de sanear el balance y garantizar el rating que le conceden las agencias de calificación. La compañía cerró 2017 con una deuda de 44.230 millones, tras un fuerte recorte de 4.365 millones durante el año.

Fue el propio presidente de Telefónica, José María Álvarez Pallete, quien en la presentación de los resultados financieros anuales confirmó que el grupo estudiaba diferentes fórmulas para poner en valor algunas de sus filiales y, con ello, hacer caja para seguir con el proceso de reducir el endeudamiento.

Telefónica cree que algunos de sus activos, singularmente en Latinoamérica, están “infravalorados”. Y en plena batalla por seguir recortando su deuda (actualmente en los 44.200 millones de euros, tras rebajarla en casi 4.400 millones en el último año), el grupo contemplaba colocaciones parciales en bolsa, posibles ventas o fusiones. De momento, parece que se ha decantado por la primera de las opciones. Con Argentina y Reino Unido como primeras paradas del proceso.

La asamblea general de Telefónica Argentina ha dado este lunes el visto bueno a una posible salida a bolsa de la compañía. Los planes de la multinacional, aún por concretar de manera formal, pasarían por una colocación de parte del capital en la bolsa argentina y probablemente también en Estados Unidos. Según las estimaciones de los analistas, Telefónica podría ingresar en torno a 1.000 millones de euros si coloca un 30% de las acciones de su filial argentina.

La compañía podría obtener unos 1.000 millones colocando un 30% de Telefónica Argentina

En paralelo, Telefónica ha despejado también el camino para la salida a bolsa de su filial británica O2. La compañía presidida por Álvarez Pallete fue hace dos semanas la mayor adjudicataria de la subasta de espectro en Reino Unido para desarrollar las comunicaciones 4G y 5G y en la que invirtió 523 millones de dlibras (unos 600 millones de euros).

El resultado de la subasta era crucial para Telefónica para poder valorar y poner en valor su filial británica. Los planes de la compañía pasan por sacar a bolsa una parte de O2, y hasta ahora esa hoja de ruta estaba paralizada a la espera de que se celebrara la puja por nuevo espectro.

El presidente de Telefónica ya confirmó hace unas semanas que seguía en pie el plan de sacar a bolsa su filial O2. “El plan en Reino Unido no cambia y preparamos O2 para una posible salida a bolsa”, sentenció Pallete. En cualquier caso, la teleco española aún insiste en que no maneja plazos concretos para la operación: “No hay urgencia, no hay plazos. Lo haremos cuando el mercado tenga las mejores condiciones”. Pero se hará.

Ambas operaciones, la de O2 y la de Telefónica Argentina, son cruciales para Telefónica de cara a continuar con la reducción de deuda. Telefónica se ha volcado en una estrategia para reducir endeudamiento con el objetivo de sanear el balance y garantizar el rating que le conceden las agencias de calificación. La compañía cerró 2017 con una deuda de 44.230 millones, tras un fuerte recorte de 4.365 millones durante el año.