Economía

El PNV presume ante Ciudadanos de haber subido las pensiones para todos los españoles

Echa en cara a la oposición que nadie llevó las exigencias de los pensionistas al debate de los Presupuestos, salvo el PNV

Aitor Esteban, ante los periodistas.

Aitor Esteban, ante los periodistas. EFE

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, y todos los portavoces de la formación naranja en el Congreso de los Diputados se han volcado durante los últimos días en ‘vender’ los logros introducidos por su formación en las cuentas públicas como moneda de cambio para dar su apoyo. «Hoy vengo a defender estos Presupuestos naranjas«, incluso decía el propio Rivera a primera hora de este jueves al subir a la tribuna, tras haber sacado pecho semanas atrás de haber «torcido» el brazo al Gobierno para, por ejemplo, subir las pensiones mínimas un 3%. Sin embargo, la revalorización de las pensiones con el IPC que el PNV ha arrancado al Gobierno le ha adelantado por la derecha.

Los jubilados que se han manifestado en las calles especialmente desde finales de enero lo que reclamaban era una subida de las pensiones con el IPC, a ser posible mediante una vuelta atrás en la reforma de 2013 y el regreso a la indexación de sus prestaciones con la inflación.

Ciudadanos no podía asumir una demanda así y ponerse del lado de Unidos-Podemos o el PSOE en el Pacto de Toledo, cuando ha defendido a capa y espada esa reforma y cuando el Gobierno parecía dispuesto a no mover ficha. Es por eso que la subida de las pensiones mínimas y no contributivas pareció un hito sin precedentes.

Tampoco era ajeno a nadie que la verdadera llave de los Presupuestos la tenía el PNV, pero las encuestas apostaban por que el partido que lidera Andoni Ortuzar buscaría un rédito económico centrado en su territorio. Sin embargo, los nacionalistas ya consiguieron en noviembre de 2017 una rebaja en el Cupo Vasco de 1.400 millones, una inversión de 3.380 millones para el tren de alta velocidad, además de una sustanciosa rebaja en la tarifa eléctrica para sus grandes empresas. Y, entre tanto, los jubilados vascos han sido los más beligerantes con la subida de las pensiones entre tanta movilización.

Es por ello que el PNV ha decidido torcer aún más el brazo del Gobierno apostando por los pensionistas. Y así se lo ha hecho ver este jueves el portavoz del Grupo Vasco en el Congreso, Aitor Esteban. En tono triunfal, ha lanzado un dardo envenenado a Ciudadanos y al resto de la oposición: «Además de las movilizaciones de pensionistas, hacía falta que alguien les escuchara y les apoyara. Alguno de ustedes se lo podía haber exigido, lo podía haber acordado (subir las pensiones con el IPC), otros tenían votos para construir una mayoría, pero ha tenido que ser este pequeño partido que el que lo hiciera».

«El PNV hace lo difícil y los imposible, lo intenta. Es el que lo ha logrado (subir un 1,6% las pensiones) en beneficio de todos los ciudadanos», ha añadido.

Avisos al Gobierno

En su discurso, Esteban también ha tenido un mensaje claro para el Gobierno. La subida de las pensiones se tramitará vía enmiendas parciales, porque la tramitación de los Presupuestos sigue su curso. Esto es un alivio para el Gobierno, pero para el PNV es una posibilidad para seguir presionando al Ejecutivo.

Por eso, el portavoz vasco ha recordado al Gobierno que su formación solo dará el sí definitivo en el caso de que se deje de aplicar el artículo 155 de la Constitución en Cataluña. «Cualquier ampliación del 155 tendrá la oposición del PNV», ha dicho, para concretar aún más que todo dependerá de la «actitud» del Gobierno y su capacidad para abrir un nuevo tiempo político en la comunidad autónoma.

Todo ello se debe sustanciar en la formación de un nuevo Govern en Cataluña antes de que se cierre la tramitación presupuestaria en junio y la retirada «inmediata» del 155 en cuanto esto ocurra. «Estaremos atentos a todos los acontecimientos y la actitud condicionará la decisión final», ha zanjado.

Comentar ()