Economía

Por primera vez, una mujer ocupará un puesto en la cúpula del Banco de España

Rosa Sánchez Yebra y Margarita Delgado figuran como favoritas para los nombramientos que Rajoy comunicará este lunes y que el ministro de Economía hará públicos el martes

logo
Por primera vez, una mujer ocupará un puesto en la cúpula del Banco de España
Por primera vez el Banco de España tendrá una mujer en su dirección.

Margarita Delgado, directora adjunta del Mecanismo Único de Supervisión, y Rosa Sánchez-Yebra, vicegobernadora del Banco de Desarrollo.

Resumen:

El presidente del gobierno comunicará hoy su decisión a los elegidos para los cargos de gobernador y subgobernador del Banco de España y el ministro de Economía, Román Escolano, hará públicos los nombres el próximo martes.

La moción de censura presentada el pasado viernes por el PSOE hace imposible el pacto para la designación de dos puestos clave para la economía, que tradicionalmente se ha hecho por consenso entre los dos grandes partidos.

Sin consenso posible, el margen del presidente se estrecha. Aunque la decisión es suya, ni siquiera del gobierno, la discrecionalidad se reduce ante una situación política de máxima tensión.

Las fuentes consultadas dan por seguro que, por primera vez, en la cúpula del Banco de España habrá una mujer: las favorita son Margarita Delgado, actual directora adjunta del Mecanismo Único de Supervisión y Rosa Sánchez-Yebra, ex secretaria del Tesoro y actual vicegobernadora del Banco de Desarrollo.

Otro de los nombres que ha subido enteros en los últimos días ha sido el de Pablo Hernández de Cos, director general de Economía y Estadística del Banco de España.

El presidente del gobierno comunicará hoy su decisión a los elegidos para los cargos de gobernador y subgobernador del Banco de España. El ministro de Economía, Román Escolano, hará públicos los nombres en la Comisión de Economía del Congreso el próximo martes, justo nueve días antes de que venza el mandato del actual gobernador, Luis Linde.

La elección se produce en un momento político especialmente delicado. La moción de censura presentada el pasado viernes por el PSOE hace imposible el pacto para la designación de dos puestos clave para la economía y que, a excepción del caso de José María Viñals, propuesto sin acuerdo con el PP por el ex gobernador Miguel Ángel Fernández Ordóñez, tradicionalmente se ha hecho por consenso entre los dos grandes partidos.

Linde advirtió en el acto de su despedida, organizado por El Independiente, del riesgo que existía si se dejaba vacante el puesto. El gobernador del Banco de España es miembro nato del consejo del Banco Central Europeo, donde se toman las grandes decisiones de la política económica europea, como la evolución de los tipos de interés, las compras de activos, etcétera.

Sin consenso posible, el margen del presidente se estrecha. Aunque la decisión es suya, ni siquiera del gobierno, la discrecionalidad se reduce ante una situación política de máxima tensión. Es decir, las posibilidades de que el gobernador sea Fernando Becker, buen amigo de Rajoy y que también sonó como posible ministro de Economía, han quedado reducidas casi a cero.

Rajoy comunicará hoy los nombramientos, que hará públicos el martes el ministro de Economía. Rosa Sánchez-Yebra y Margarita Delgado, favoritas

El PSOE, cuando todavía hablaba con el ministro de Economía sobre el asunto, proponía que en el tiket (gobernador/subgobernador) hubiera una mujer. Una candidata que recibiría el visto bueno de Pedro Sánchez sería Margarita Delgado, actual directora adjunta del Mecanismo Único de Supervisión.

Las fuentes consultadas dan por seguro que, por primera vez, en la cúpula del Banco de España habrá una mujer. La favorita del ex ministro de Economía y ahora vicepresidente del Banco Central Europeo Luis de Guindos para ese tiket es Rosa Sánchez-Yebra, ex secretaria del Tesoro y actual vicegobernadora del Banco de Desarrollo.

Tanto Delgado como Sánchez-Yebra figuran como finalistas en el proceso de selección en el que han participado Rajoy, Escolano y Guindos.

Otro de los nombres que ha subido enteros en los últimos días ha sido el de Pablo Hernández de Cos, director general de Economía y Estadística del Banco de España, cuyo perfil técnico y profesional encaja con la voluntad de Rajoy de provocar el menor ruido posible en una situación altamente explosiva.

Aunque el nombramiento de las dos figuras clave del Banco de España no necesita el aval de la Comisión de Economía, donde están representados todos los grupos políticos, su rechazo no constituye el mejor de los escenarios. Hay que dar por seguro que tanto el PSOE, como Ciudadanos (por no hablar del resto de los partidos) inclinarán el pulgar hacia abajo ante lo que considerarán unos nombramientos realizados sin acuerdo y en una coyuntura política agónica para el gobierno.

Lo que se puede dar por seguro es que durante los próximos seis años en la cúpula del Banco de España habrá una mujer y que el perfil técnico privará sobre cualquier otra consideración. Ese hecho, en sí mismo, ya constituye un cambio esencial para una institución tan prestigiosa y tradicional como es el Banco de España.