Cataluña | Economía | Empresas

Airbnb dará al Ayuntamiento de Barcelona datos de sus clientes para evitar pisos ilegales

La plataforma online ha retirado ya 2.500 anuncios de viviendas que no contaban con licencia de alquiler turístico como le había exigido el consistorio barcelonés.

logo
Airbnb dará al Ayuntamiento de Barcelona datos de sus clientes para evitar pisos ilegales
Pisos turísticos de Barcelona anunciados en la plataforma Airbnb.

Pisos turísticos de Barcelona anunciados en la plataforma Airbnb. AirDna

Resumen:

 

Airbnb ha anunciado hoy que el próximo 1 de junio pondrá en marcha una nueva herramienta tecnológica que ayudará al Ayuntamiento de Barcelona y a la Generalitat de Cataluña a identificar los pisos turísticos ilegales.

A partir de este viernes, antes de que los dueños de pisos puedan compartir su alojamiento en Airbnb deberán indicar si el piso debe estar inscrito en un registro oficial por ley o no. La compañía no les impedirá anunciar su casa aunque no estén registrados, pero los propietarios deberán confirmar si la legislación de cada región o ciudad les exige estarlo.

Airbnb también se pliega a lo que hasta ahora era una condición inasumible para la compañía. Y es que los nuevos anfitriones -en principio, sólo los nuevos- deberán dar su consentimiento para que Airbnb comparta algunos de sus datos personales (nombre, dirección, DNI…) con las autoridades locales y regionales para combatir y eliminar la oferta ilegal.

“De esta manera, las autoridades podrán verificar de una forma más fácil que los alojamientos cumplen con la ley y ayudar a eliminar potenciales malos actores”, se apunta desde Airbnb.

El Ayuntamiento de Barcelona está siendo uno de los más beligerantes contra el boom de una oferta ilegal de alquiler de viviendas a turistas, exigiendo a las plataformas online que retiren los pisos que no cuentan con licencia (en Cataluña para poder realizar alquiler turístico el piso ha de estar inscrito en un registro oficial).

Algunos de los portales se prestaron a retirar los anuncios de los pisos turísticos ilegales. A otros les costó más. Airbnb, el mayor de las plataformas de comercialización de alquiler vacacional, se resistió y el consistorio barcelonés acabó sancionándolo con 600.000 euros y le amenazo con nuevas multas de igual importe si mantenía la oferta ilegal.

“Las sanciones no son la vía ideal para nosotros. Pero las multas de 600.000 euros han tenido su efecto, porque ahora sí que quieren dialogar”, apuntó la alcaldesa Colau hace unos meses sobre el choque con Airbnb. Y, en efecto, se diría que las sanciones han surtido efecto.

Airbnb ha anunciado hoy que el próximo 1 de junio pondrá en marcha una nueva herramienta tecnológica que ayudará al Ayuntamiento de Barcelona y a la Generalitat de Cataluña a identificar los pisos turísticos ilegales.

A partir de este viernes, antes de que los dueños de pisos puedan compartir su alojamiento en Airbnb deberán indicar si el piso debe estar inscrito en un registro oficial por ley o no. La compañía no les impedirá anunciar su casa aunque no estén registrados, pero los propietarios deberán confirmar si la legislación de cada región o ciudad les exige estarlo.

Airbnb también se pliega a lo que hasta ahora era una condición inasumible para la compañía. Y es que los nuevos anfitriones -en principio, sólo los nuevos- deberán dar su consentimiento para que Airbnb comparta algunos de sus datos personales (nombre, dirección, DNI…) con las autoridades locales y regionales para combatir y eliminar la oferta ilegal. “De esta manera, las autoridades podrán verificar de una forma más fácil que los alojamientos cumplen con la ley y ayudar a eliminar potenciales malos actores”, se apunta desde Airbnb.

2.500 anuncios retirados… y serán más

El Ayuntamiento de Barcelona inició el expediente para multar a Airbnb en noviembre de 2016 y confirmó la sanción de 600.000 euros el pasado junio. Airbnb subraya ahora en un comunicado que lleva un año de “debate y colaboración” con el equipo de Colau para trabajar conjuntamente para “eliminar los malos actores”.

En este tiempo, la plataforma ha retirado más de 2.500 anuncios tras ser notificados como “malos actores” por parte del Ayuntamiento. Airbnb ha confirmado que actualmente está revisando otro listado de pisos ilegales que el consistorio reclama que también sean eliminados del portal. “La última lista entregada está siendo revisada de acuerdo a este proceso y todos los malos actores serán por supuesto retirados”, ha sentenciado Arnaldo Muñoz, director general de Airbnb en España.

“Airbnb quiere ser un buen socio para la ciudad de Barcelona y trabajar de forma conjunta en soluciones para un turismo sostenible”, ha señalado Muñoz. “Barcelona y Cataluña no cuentan aún con normas claras diseñadas para las familias locales que comparten su hogar. Airbnb quiere trabajar de forma conjunta con las autoridades para actualizar la regulación y adaptarla al siglo XXI para de esta manera poder hacer extensibles los beneficios del turismo sostenible a todas las personas de la ciudad”.